La alimentación programada, la alimentación libre y la alimentación combinada son los tres métodos principales de alimentación de los gatos. La alimentación libre significa dejar pienso seco para que tu gato pueda probar un bocado cuando tenga hambre. Alimentar a tiempo significa alimentar alimento húmedo, seco o una combinación de ambos tipos de alimentos según un horario establecido. La alimentación combinada suele consistir en dejar comida seca en el cuenco todo el tiempo y dar comida húmeda según un horario, normalmente una o dos veces al día. Cada método tiene ventajas e inconvenientes.

Desventajas de la comida gratis

La alimentación libre requiere que mida cuidadosamente la cantidad de pienso seco que le pongas y tendrás que llevar la cuenta de cuántos cuencos come tu gato. Cuando hay comida gratis, es muy fácil sobrealimentar al gato, y esto puede provocar sobrepeso u obesidad. Esto, a su vez, conduce a una mayor probabilidad de enfermedades como la diabetes. Las familias con varios gatos también pueden tener dificultades para calcular la cantidad de comida que ingiere cada uno.

Desventajas de la alimentación compuesta

La alimentación combinada puede tener la ventaja de aportar más variedad a la dieta de su gato, a la vez que garantiza que éste reciba la humedad que sólo está realmente presente en la comida húmeda. Sin embargo, si su gato prefiere alimento húmedoes posible ignorar pienso seco que le pongas, lo que significa que tu gato está sufriendo una mala alimentación o que tienes que ceder y volver a ofrecerle un programa de alimentación húmeda.

Al igual que con la alimentación libre, la alimentación combinada también puede llevar a comer en exceso si no se controlan cuidadosamente los niveles de alimentación. Este método de alimentación también dificulta determinar qué gatos comen qué cantidad de comida.

Alimentación según un horario

Alimentar a los gatos siguiendo un horario, o alimentarlos en las comidas, significa dar a su gato alimento húmedo, seco o una combinación de tipos de alimentos en horarios estrictos. Este horario de alimentación significa que los gatos pueden mendigar comida entre comidas y, una vez que aprendan el horario, se inclinarán por hacértelo saber antes de la hora de comer. Un horario para su gato también significa un horario para usted, y desviarse demasiado de los horarios de las comidas podría resultar poco saludable para su gato.

LEA TAMBIÉN:
Cómo calmar a su gato durante los fuegos artificiales (12 consejos que funcionan)

Beneficios de la alimentación después de un programa

Aunque el programa de alimentación de mesa presenta algunos inconvenientes, también tiene algunas ventajas:

1. Medicamentos más fáciles de administrar

Jóvenes o viejos, muchos gatos necesitan tomar medicamentos y suplementos. Como propietario de una mascota, su trabajo consiste en asegurarse de que reciba la cantidad adecuada de medicación y en el momento oportuno. La alimentación libre significa que tienes que dar a tu gato -una especie conocida por ser capaz de detectar pastillas entre bocados de comida y escupirlas- cierto grado de confianza.

Si se ciñe a un horario y le da de comer según un horario, se asegura de que su gato comerá toda o la mayor parte de la comida de una sentada. Puedes supervisar para asegurarte de que no localiza y desecha pastillas, polvos y otros medicamentos.

Alimentar según un horario también permite asignar mejor los medicamentos. Si pone medicación en la comida de su gato por la mañana, es posible que sólo se la coma a última hora del día e incluso antes de que le dé más. Es posible que su gato no reciba ningún medicamento por la mañana, mientras que por la noche recibe el doble.

2. Puede controlar la ingesta de alimentos

Del mismo modo, usted puede controlar cuánta comida come su gato y cuándo. La alimentación libre puede llevar a la sobrealimentación, ya que es difícil controlar la cantidad exacta de comida que se está dando. Es muy fácil poner un puñado más de croquetas en el cuenco cuando sales corriendo de casa y olvidarte de esta alimentación extra más tarde.

Los gatos son propensos a la obesidad y pueden engordar fácilmente. El tamaño relativamente pequeño de un gato significa que sólo es necesario un pequeño aumento de la ingesta de alimentos para que se produzca un aumento de peso.

Con dos o tres comidas al día, es fácil calcular la cantidad diaria y dividirla en raciones fijas. Y lo que es más importante, es más fácil calcular exactamente cuánto les has dado de comer y asegurarte de que sigues el plan.

Proporcionar una alimentación de la máxima calidad a su mascota es una prioridad, así que ¿por qué no darle un comedero y un bebedero a juego?

LEA TAMBIÉN:
Qué hacer si su gato es picado por una abeja o una avispa

3. Compruebe fácilmente los cambios en los alimentos

La dieta puede decirnos mucho sobre la salud y el bienestar de un gato. Si su gato come mucho más o menos de lo habitual, puede ser señal de que algo ha cambiado. Las enfermedades suelen hacer que los gatos pierdan el apetito, sobre todo si afectan al aparato digestivo. Dicho esto, ciertas afecciones, como la demencia felina, pueden hacer que su gato coma más porque se olvida de que ya ha comido.

Al poder controlar fácilmente la cantidad de comida, los horarios fijos te permiten calibrar mejor el apetito de tu gato. Puedes ver si está comiendo más o menos y puedes hacer un seguimiento de estos niveles de alimentación a lo largo del tiempo.

4. Prevenir el dominio de las comidas

En un hogar con varios gatos, es difícil saber exactamente cuánto come uno en comparación con otro cuando se les alimenta libremente.

Puede parecer que sus gatos comparten bien su comida mientras usted los vigila, pero en cuanto se aleja, uno de ellos puede volverse dominante en torno al cuenco de comida. Esta dominación no significa necesariamente intimidación física, por lo que puede ser difícil de detectar. Uno de los gatos puede marcharse cuando ya ha comido suficiente, dejando que los demás coman más de lo que necesitan.

Un horario de alimentación no sólo te permite supervisar mejor a tus gatos, sino también darles de comer en un lugar diferente. Mantenga a sus gatos a distancia hasta que terminen de comer y así podrá evitar el dominio sobre la alimentación.

5. Adquiera una rutina

Un horario de alimentación proporciona una rutina a su gato, que puede ayudarle a desarrollar su propia rutina. Tu gato, por ejemplo, sabrá que debe volver a casa a la hora de la cena, lo que significa que podrás meterlo dentro antes de que anochezca.

Sólo ten cuidado con la rapidez con la que le das de desayunar. Si le das de desayunar nada más levantarte, puede que tu gato te anime a madrugar para darle de comer.

¿Con qué frecuencia debe alimentar a su gato?

Cada método de alimentación tiene sus ventajas, pero si decide que la alimentación programada es la mejor opción para usted, tendrá que desarrollar un horario beneficioso y asegurarse de que le da a su gato las cantidades adecuadas.

LEA TAMBIÉN:
Cómo calmar a un gato en el coche (8 métodos probados)

Lo ideal sería alimentar a nuestros gatos más de una o dos veces al día. Si puedes hacer cuatro comidas a intervalos constantes, es lo ideal, pero tres también está bien. Si trabajas, dale de comer por la mañana cuando llegues a casa del trabajo y por la noche, o utiliza un comedero automático que haga las comidas a una hora concreta cada día.

Alimentadores automáticos

Alimentadores automáticos puede ser muy beneficioso si estás fuera de casa todo el día. Coloque la comida en el comedero, programe la hora a la que desea que se la den y la máquina destapará la comida o la servirá a esa hora. Tanto si estás en el trabajo y no puedes dar de comer, como si estás en casa pero quieres garantizar la constancia, el comedero puede encargarse de la tarea de alimentar al felino por ti.

¿Cuánto hay que dar de comer?

Consulta los paquetes de pienso para determinar la cantidad que te recomiendan, pero investiga por tu cuenta. En general, un gato come entre 2% y 4% de su peso a lo largo de un día. Consulte a su veterinario si su gato padece alguna enfermedad o tiene un peso excesivo o insuficiente para asegurarse de que le da la cantidad adecuada.

Cómo alimentar a su gato según un horario

Existen varios métodos para alimentar a un gato que pueden ser beneficiosos para los felinos y sus dueños. La alimentación libre es popular, pero puede conducir a la sobrealimentación, que también es un problema con la alimentación combinada.

La alimentación programada, o la alimentación en las comidas, permite determinar exactamente la cantidad de comida que se suministra y facilita el control de la ingesta, la administración de medicación y el mantenimiento de un horario regular para el gato. Asegúrese de darle una cantidad adecuada de comida y prepárese para seguir un horario estricto, ya que su gato esperará que le den de comer a la misma hora todos los días.