La dieta es la base de una buena salud, ya sea para humanos, hámsters o perros. Las necesidades nutricionales suelen reflejar lo que un animal necesita obtener de su comida. Suelen variar según la especie, con pocas coincidencias.

Curiosamente, los humanos y los perros comparten aproximadamente 84% de ADN. Esto significa que una dieta canina reflejará muchas cosas de la dieta humana. Sin embargo, eso no significa que ambos puedan comer lo mismo. Todos necesitamos proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, por ejemplo, pero en cantidades y proporciones diferentes. Además, algunos alimentos pueden ser comestibles para unos, pero tóxicos para otros. Los humanos pueden comer chocolate, pero los perros -y muchos otros animales- no.

Es útil empezar por el nivel básico de aprender qué tipos de alimentos debe comer tu cachorro y cuáles no.

Dieta carnívora u omnívora

Si los perros son carnívoros u omnívoros es un tema de intenso debate. Durante mucho tiempo, los científicos pensaron que descendían de los lobos. Esto es cierto a medias. Los lobos son un antepasado de los perros, pero común. Ambas especies divergieron de un animal extinguido, siguiendo caminos evolutivos diferentes.

Entre los argumentos a favor de un perro omnívoro está la longitud de su intestino. Los animales que comen vegetación suelen tener un tracto gastrointestinal más largo porque estos alimentos tardan más en digerirse. Es muy probable que haya visto a su cachorro comer hierba de vez en cuando. Sin duda, la convivencia con humanos también ha influido en su dieta.

Por otro lado, las pruebas de que el perro es carnívoro empiezan por sus dientes carnívoros. Permiten a los carnívoros desgarrar la carne de sus presas. Los caninos también tienen ojos orientados hacia delante para poder localizar a sus presas. También pueden pasar largos periodos de tiempo sin comer, ya que la carne les mantendrá saciados durante más tiempo. En general, los perros parecen carnívoros que se han adaptado a vivir con humanos. Son "carnívoros facultativos", lo que significa que, aunque se han adaptado para poder comer hidratos de carbono de origen vegetal, siguen necesitando proteínas animales para desarrollarse.

Macronutrientes

Los macronutrientes son nutrientes que se necesitan en grandes cantidades; son la base de la dieta de un organismo. Son los niveles de proteínas, hidratos de carbono y grasas que figuran en las etiquetas de los alimentos para mascotas para ayudarle a comparar productos.

Micronutrientes

Los micronutrientes se necesitan en cantidades muy pequeñas, pero son de gran importancia porque su deficiencia o exceso puede provocar problemas de salud. Cada especie tiene necesidades específicas de estas vitaminas y minerales, ya que algunas especies pueden sintetizar sus propias vitaminas y minerales. Por ejemplo, tanto los humanos como las cobayas necesitan obtener vitamina C de lo que comen. Pero los perros pueden producirla en su propio organismo.

Cada animal tiene unas necesidades nutricionales diferentes. Puede utilizar los perfiles nutricionales de la Association of American Feed Control Officials (AAFCO) como guía de lo que necesita su cachorro. Ten en cuenta, no obstante, que se trata sobre todo de sus necesidades mínimas.

LEA TAMBIÉN:
¿Cuánto vive un Husky? (Datos y cifras sobre la esperanza de vida media)

Los 5 nutrientes esenciales que necesita su perro

1. Proteína

Las proteínas son moléculas complejas formadas por pequeños bloques llamados aminoácidos. Se conocen 21 aminoácidos, nueve de los cuales son esenciales para el ser humano y 10 para el perro. Éstos son los que deben obtenerse a través de la dieta, ya que no pueden sintetizarse. El valor de una proteína para una especie concreta depende de la composición en aminoácidos y de su digestibilidad.

Las proteínas son los componentes básicos de otras sustancias químicas del organismo. Constituyen la base de una amplia gama de sustancias, desde el tejido conjuntivo hasta los músculos y las uñas. Las proteínas no se almacenan en el organismo, por lo que el exceso se excreta o se convierte en grasa. Esto significa que el organismo necesita consumirlas todos los días. Aunque las necesidades mínimas de aminoácidos parezcan pequeñas, las carencias a largo plazo pueden tener efectos profundos en la salud y la longevidad de un perro.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es la etapa de la vida de su mascota. Los cachorros necesitan más proteínas para crecer y desarrollarse que los perros adultos. Los animales jóvenes necesitan una cantidad elevada de proteínas por kilogramo de peso corporal al día porque necesitan apoyar el crecimiento y desarrollo de su cuerpo, mientras que los adultos sólo necesitan mantener su cuerpo. Los cachorros en crecimiento necesitan un mínimo de 22% de proteínas y los perros adultos, 18%.

2. Grasas

La grasa es una fuente vital de energía, con 9 calorías por gramo. Los perros, al igual que los humanos, almacenan cantidades excesivas para disponer siempre de ellas. Por supuesto, esto tiene sus pros y sus contras. Sin embargo, la grasa es la materia prima de muchas estructuras celulares y es esencial para el desarrollo y el funcionamiento del cerebro. También permite a los caninos almacenar vitaminas liposolubles.

La cantidad varía según la etapa de la vida. Un cachorro necesita 5,9 gramos de grasa por kilogramo de peso corporal para obtener energía para el crecimiento. Un perro adulto necesita 1,3 gramos. Los porcentajes son 8% y 5% respectivamente. Los perros también necesitan obtener cantidades suficientes de ácidos grasos omega-3 en su dieta. Las semillas de lino son una fuente excelente de estos nutrientes, por lo que suelen aparecer en las listas de ingredientes.

3. Carbohidratos

Los hidratos de carbono proporcionan energía en una forma más fácil de digerir que las grasas. Su rendimiento es menor, de 4 calorías por gramo. Los hidratos de carbono se consideran fuentes rápidas de energía, y el consumo de hidratos de carbono simples puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. Por desgracia, a diferencia de otros macronutrientes, no existen directrices específicas de la AAFCO para los carbohidratos, lo que ha dado lugar a que muchos alimentos para mascotas incluyan una cantidad excesiva de ellos en sus fórmulas. Aunque los carbohidratos son una parte vital de la dieta de su cachorro, lo ideal es mantenerlos en niveles bajos.

LEA TAMBIÉN:
Alergias alimentarias en perros: Síntomas y tratamientos

4. Vitaminas

Existen dos clases principales de vitaminas: las hidrosolubles y las liposolubles. Las primeras son, como su nombre indica, disolubles en líquidos. Los animales, incluidos los humanos, no pueden almacenarlas en su organismo. Por lo tanto, tienen que obtenerlas cada día. Sin embargo, excretan lo que no pueden utilizar, por lo que las cantidades sobrantes son un desperdicio. La excepción es la vitamina B12, que los animales obtienen de la carne. Los perros pueden almacenarla en su organismo. A diferencia de los humanos, los perros y gatos no necesitan consumir vitamina C porque pueden sintetizarla. Sin embargo, sigue siendo muy valiosa como refuerzo inmunitario en épocas de enfermedad.

Las vitaminas liposolubles son la A, la D y la E. Los perros no necesitan vitamina K de la dieta, ya que las bacterias de sus intestinos la sintetizan. Como estas vitaminas son liposolubles, los animales pueden almacenarlas en su tejido adiposo. Esto significa que cantidades excesivas pueden ser problemáticas, ya que pueden alcanzar niveles tóxicos. Esto es especialmente cierto en el caso de la vitamina A. Es otra de las razones por las que alimentar a los animales con demasiada bondad renal, rica en vitamina A procedente del animal original que la almacena, no es una opción acertada.

Curiosamente, las necesidades mínimas de vitaminas son similares tanto para cachorros como para perros adultos. Para asegurarse de que su cachorro recibe la cantidad suficiente, busque el término "completo y equilibrado" en la etiqueta. Esto significa que el alimento tiene todo lo que tu mascota necesita en cantidades adecuadas.

5. Mineral

Existen tres categorías de minerales en función de la cantidad necesaria y de su valor nutricional. Los macrominerales incluyen nutrientes como calcio, fósforo, sodio, potasio, cloruro y magnesio. Las mascotas -y los humanos- necesitan cantidades relativamente grandes en su dieta. Los oligoelementos esenciales, como el yodo y el hierro, tienen valores mínimos mucho más bajos; sin embargo, también desempeñan un papel crucial y son necesarios para las funciones del organismo.

También puede ver en la etiqueta otros nutrientes que no encajan en ninguno de estos dos grupos, como el molibdeno. Sin embargo, siguen estando presentes en los alimentos comerciales para perros.

El otro factor destacable de los minerales es la proporción entre calcio y fósforo. El motivo son las tasas de absorción. Si su perro ingiere demasiado fósforo, puede interferir en la capacidad del organismo para absorber y almacenar calcio, y viceversa. La proporción ideal de calcio y fósforo es de 1:1-2:1.

El equilibrio también es esencial. Una cantidad excesiva de minerales puede causar graves problemas de salud, sobre todo en cachorros en crecimiento. La cantidad máxima de calcio en cachorros en crecimiento de razas grandes debe ser de 4,5 gramos por cada 1.000 calorías de energía que puedan metabolizar de la comida. Otros cachorros y perros adultos pueden tomar hasta 6,5 gramos de calcio por cada 1.000 calorías de energía que pueden metabolizar a partir de los alimentos.

LEA TAMBIÉN:
¿Son los Golden Retriever buenos perros de familia?

Por eso las dietas comerciales se etiquetan como completas y equilibradas. Puede estar seguro de que su mascota recibe las cantidades adecuadas de todo lo que necesita.

Unas palabras sobre las calorías

La obesidad es un problema grave para los perros. Puede exponer a su cachorro a un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas, como diabetes y cardiopatías. Le sugerimos que vigile la condición corporal de su perro y ajuste su dieta para evitar el sobrepeso.

La mejor forma de controlar la obesidad de las mascotas es la prevención. Es infinitamente más fácil controlar la ingesta de su perro que hacerle perder peso. Controlar su dieta dará resultados más rápidos que aumentar la actividad. Sin embargo, una combinación de ambos es aún mejor.

Recuerde que las golosinas no deben representar más de 10% de la ingesta calórica diaria de su cachorro. No tendrán el mismo valor nutritivo que una dieta comercial. Son una ayuda eficaz para el adiestramiento que puede aprovechar mejor si limita la cantidad que recibe su mascota.

La ingesta calórica diaria recomendada para tu perro varía en función de su peso ideal. Consulte nuestra práctica calculadora de calorías para mascotas para obtener una aproximación de las calorías que necesita su perro. Puede utilizarla junto con la puntuación de la condición corporal de su perro para elaborar un plan de nutrición saludable. Te recomendamos encarecidamente que consultes con tu veterinario cada cambio que hagas en la dieta de tu perro.

La cantidad exacta de calorías que necesita un animal para mantener un peso saludable es variable y depende de muchos factores, como la genética, la edad, la raza y el nivel de actividad. Esta herramienta debe utilizarse únicamente como guía para individuos sanos y no sustituye al asesoramiento veterinario.

Conclusión

Alimentar a su perro con una dieta de alta calidad que le aporte los nutrientes en las cantidades que necesita es lo mejor que puede hacer como propietario de una mascota. Una buena dieta proporcionará una base excelente para el crecimiento y el desarrollo, al tiempo que aportará a su cachorro la nutrición que necesita para mantenerse sano y prevenir enfermedades. Es esencial recordar que las necesidades caninas son similares y diferentes a las de los humanos.

Alimentarles con comida humana es una pendiente resbaladiza de mala nutrición, deficiencias y posibles reacciones alérgicas.