Existe una gran variedad de alimentos comerciales para perros, por lo que no parece necesario dar a un cachorro otra cosa que no sea la comida que le corresponde. Sin embargo, a veces nos quedamos sin comida para perros antes de que tengamos la oportunidad de llegar a la tienda o el perro podría meterse en la comida del gato sin permiso. Pero, ¿deben los perros comer comida para gatos? ¡Es una buena pregunta que todos los dueños de perros deberían hacerse y encontrar la respuesta!

Hemos elaborado esta guía sobre cómo dar comida de gato a los perros, que debería ayudarte a aclarar el tema. En general, los perros no deben comer comida para gatos. Sin embargo, esto puede no ser perjudicial e incluso ser beneficioso para los perros mayores. Aquí tiene todo lo que necesita saber.

Diferencia entre comida para perros y comida para gatos

La mayor diferencia entre los alimentos para perros y gatos es el contenido proteínico. Los gatos son carnívoros, por lo que sólo necesitan proteínas animales para desarrollarse. Pero los perros son omnívoros, por lo que su dieta natural es mucho más variada e incluye cereales, fruta y verdura. Por ello, los alimentos comerciales para perros y gatos se formulan de forma diferente.

Según los veterinarios, los gatos necesitan un total de 11 aminoácidos en su dieta, mientras que los perros sólo necesitan 10. Así pues, la comida comercial para gatos contiene más aminoácidos de los que necesita un perro. Además, la mayoría de los alimentos para gatos contienen más proteínas, grasas y taurina que los alimentos para perros. Debido al aporte extra de proteínas y grasas comida para gatosa los perros les encanta. El problema es que comida para gatos puede superar las necesidades nutricionales del perro, lo que puede ser peligroso.

LEA TAMBIÉN:
18 preguntas que hacer a un criador de perros (Guía 2023)

Riesgos de alimentar a los perros con comida para gatos

Hay varias razones por las que alimentar a un perro con comida para gatos puede ser problemático. En primer lugar, los perros con un tracto gastrointestinal sensible pueden encontrar la comida para gatos demasiado rica, lo que puede causarles problemas como vómitos. Además, los perros con enfermedades hepáticas y renales son sensibles a las proteínas. Demasiado podría empeorar su enfermedad con el paso del tiempo. En última instancia, los perros obesos sólo serán más obesos si comen comida para gatosaunque sólo sea una recompensa.

Es mejor mantener la comida para gatos alejada de los perros si padecen alguna de estas afecciones. La comida para gatos es más sabrosa para los perros por su alto contenido en proteínas. Por lo tanto, los perros pueden ser propensos a comerlo en exceso y a padecer sobrepeso u obesidad. El aumento de peso conlleva el riesgo de desarrollar problemas como la diabetes y el cáncer.

Cuándo puede ser una buena idea alimentar a su perro con comida para gatos

En algunos casos, la comida para gatos es segura e incluso beneficiosa para los perros. Por ejemplo, los perros que padecen cáncer o que sufren pérdida de peso por algún motivo pueden beneficiarse de comer comida para gatosdebido a su alto contenido en proteínas y grasas. Los perros con poco apetito debido a resfriados u otras enfermedades pueden obtener más nutrientes de una pequeña cantidad de comida para gatos que de una ración de comida para perros. Las croquetas para gatos también son una gran opción como golosinas y/o tentempiés ocasionales para perros sanos. Puede ser incluso mejor que la mayoría de los alimentos humanos.

LEA TAMBIÉN:
Cómo presentar un gato a un perro (8 consejos)

En conclusión

Alimentar a su perro con comida para gatos no suele recomendarse, pero puede ser beneficioso para perros con ciertas afecciones. Siempre es una buena idea consultar con tu veterinario y averiguar qué dieta debe seguir tu cachorro. Hay muchas opciones dietéticas, pero la mejor se adaptará a la situación particular de su perro.