Ya sabes que las zanahorias son increíblemente saludables para ti, pero ¿qué pasa con tu perro? ¿Puede comer zanahorias? La respuesta es sí, y son tan buenos para tu cachorro como para ti.

Sin embargo, eso no significa que debas empezar a meterle zanahorias en la cara a tu perro como si fuera Bugs Bunny. Hay algunas cosas que debes saber antes de empezar a manipular la dieta de tu cachorro, y las repasaremos en esta guía.

¿Son seguras las zanahorias para los perros?

Las zanahorias son absolutamente seguras para los perros. De hecho, todas las partes de la zanahoria son seguras para tu cachorro, incluidas la piel y las hojas verdes.

Dicho esto, no esperes que les entusiasme tanto una zanahoria como la comida basura.

Beneficios de alimentar a tu perro con zanahorias

Si está tratando de decidir entre darle a su perro una zanahoria o un helado, el primer beneficio debe estar claro: las zanahorias son un alimento bajo en calorías. Puedes dar a tu perro muchas zanahorias y no acercarte a la cantidad de calorías que obtendría de otros aperitivos menos saludables.

Las zanahorias están llenas de nutrientes importantes, como la vitamina A, que es esencial para el crecimiento adecuado de los huesos y una respuesta inmune fuerte. También tienen antioxidantes, que pueden hacer de todo, desde combatir la inflamación hasta mejorar la salud cerebral y ocular de su perro.

Es cierto el adagio de que nunca se ven conejos con gafas: las zanahorias son excelentes para la vista de su perro. Están llenos de betacaroteno, licopeno y luteína, que protegen los ojos de tu cachorro de los daños que les causarían los radicales libres o los rayos UV-B del sol.

LEA TAMBIÉN:
Perros senior: Dieta y necesidades nutricionales (Guía 2023)

Su perro puede ver los beneficios de las zanahorias aunque no las coma. Su resistente textura los convierte en excelentes juguetes para la dentición, especialmente si están congelados, y pueden evitar que su cachorro roa el sofá o los zapatos (o a usted).

Además, roer una zanahoria puede ayudar a eliminar parte de la placa de los dientes de tu perro, dándole una buena limpieza. No es suficiente para sustituir el cepillado diario que necesitan, pero es un buen extra.

¿Existe algún riesgo si le das a tu perro una zanahoria?

Las zanahorias no suponen ningún riesgo en cuanto a su contenido nutricional, aunque, como con cualquier cosa, su perro podría tener problemas de estómago si come demasiadas.

También tienen un alto contenido de azúcar natural, lo que podría provocar un aumento de peso si se consume en exceso. Sin embargo, las zanahorias son un tentempié mucho más saludable que las golosinas para perros o la mayoría de las sobras de la mesa, así que no nos preocuparíamos demasiado por eso, a menos que su perro se deshaga de las bolsas de esas cosas.

Una preocupación mayor es el riesgo de asfixia que suponen las zanahorias. Este riesgo varía de un perro a otro; algunos mastican las zanahorias en trozos manejables, mientras que otros se tragan trozos enormes de una sola vez. Si tu cachorro entra en esta última categoría, lo mejor será que le cortes las zanahorias (pero no en trozos redondos) o que las cocines para que estén blandas y sean agradables.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué me mira mi perro? 4 posibles razones

Además, tenga cuidado si le da a su perro zanahorias que fueron cocinadas originalmente para el consumo humano. El riesgo en este caso no son las zanahorias en sí, sino los otros ingredientes que pueden haber estado en la comida. Algunos ingredientes que suelen encontrarse en los platos de zanahoria cocida son el ajo, la cebolla o ciertas especias, que pueden ser tóxicos para los perros o, como mínimo, provocarles dolor de estómago.

También debe asegurarse de lavar bien las zanahorias antes de servirlas, a menos que piense pelarlas. Es conveniente eliminar cualquier rastro de pesticidas, herbicidas o cualquier otro producto químico que pueda quedar en ellos de su paso por la granja.

Cómo convencer a su perro de que coma zanahorias

Si quieres que tu perro aproveche los beneficios nutricionales de las zanahorias, pero no consigues convencerle de que las coma, hay algunos trucos que puedes probar para hacerle cambiar de opinión.

Sin embargo, entienda que si su perro tiene una aversión lo suficientemente fuerte a la verdura, probablemente no podrá hacer nada para convencerle de que la pruebe.

Lo más fácil que puedes hacer es experimentar con diferentes métodos de cocción. Algunos cachorros engullen con gusto una zanahoria cruda, mientras que otros la prefieren cocida o en puré. Por supuesto, algunos perros se los comerán sin importar cómo estén cocinados, mientras que otros no los tocarán hagas lo que hagas.

LEA TAMBIÉN:
¿Los perros pueden oler el miedo? (Lo que la ciencia nos dice)

Puedes hacer un puré o una papilla de zanahorias y mezclarlas con la comida de tu perro con la esperanza de que no lo note. Recuerde que los perros juzgan la comida principalmente por su olor, no por su aspecto, así que podría domar el olor a zanahoria añadiendo caldo de pollo o algo similar.

También puedes probar a cortar las zanahorias en bastones y ponerlas en remojo en agua hirviendo y caldo de pollo. El sabor del pollo se impregnará en los palitos de zanahoria, convirtiéndolos en deliciosas golosinas que puede utilizar como recompensas de entrenamiento si lo desea.

¿Cuál es el veredicto? ¿Son seguras las zanahorias para los perros?

Las zanahorias son uno de los mejores alimentos (y sí, más seguros) que puede servir a su perro. Están llenos de vitaminas que son esenciales para proteger los ojos y el cerebro de su perro, entre otras cosas. Además, pueden servir como atractivos juguetes para masticar y, al mismo tiempo, limpiar los dientes de su perro.

Las zanahorias no están exentas de inconvenientes, ya que pueden presentar un riesgo de asfixia y tienen una buena cantidad de azúcar natural en su interior, pero en su mayor parte, las zanahorias son fantásticos aperitivos para cualquier perro.

Lo difícil es convencer a tu perro de que se los coma.