Limpiar y mantener la caja de arena de su gato es posiblemente la peor parte de tener un gato, y mantener múltiples cajas lo hace aún peor. Si tienes dos gatos, es lógico que quieras utilizar una sola caja sanitaria para ambos felinos, pero ¿es esto posible o higiénico?

Aunque ciertamente es posible utilizar una sola caja sanitaria para un gato, es mucho mejor aplicar la regla de oro de la arena: una caja sanitaria para cada gato, más una extra. Esto hace que su caja de arena sea más higiénica y reduce las posibilidades de pelea. Aunque pueda parecer contrario a la intuición, en realidad esto supone menos trabajo en general que una caja de arena compartida.

En el siguiente artículo explicamos por qué.

Por qué los gatos deben tener su propia caja de arena

Debes tener una caja de arena para cada gato que tengas, más una extra. Hay dos razones detrás de este razonamiento: la higiene y el comportamiento.

Higiene

La razón más importante por la que los gatos deben tener su propia caja sanitaria es por motivos de higiene. Dos gatos que utilicen una misma caja de arena la llenarán rápidamente, convirtiéndola en insalubre. Si estás fuera de casa o no tienes ocasión de limpiar la caja de arena, no sólo es improbable que tu gato vuelva a utilizarla, sino que además puede albergar bacterias potencialmente dañinas, que pueden provocar problemas de salud.

Comportamiento

Los gatos son animales notoriamente territoriales y prefieren tener su propio espacio privado para hacer sus necesidades. Obligar a los gatos a utilizar la misma caja de arena puede causarles estrés y ansiedad, así como problemas territoriales que podrían dar lugar a peleas. El gato dominante de la pareja podría impedir que el otro utilice la caja de arena, obligándole a orinar o defecar en otras partes de su casa, o incluso provocar en su gato un retraso en la micción y, posiblemente, problemas renales.

LEA TAMBIÉN:
Cómo recoger correctamente a un gato en 3 sencillos pasos

¿Y los lechos autolimpiables?

Es lógico suponer que una caja higiénica autolimpiable puede ser adecuada para dos gatos: como la arena se mantiene limpia, hay menos posibilidades de que surjan problemas de salud. El problema es que estos lechos no podrán limpiar todo el desorden, por lo que la posibilidad de que se acumulen bacterias sigue siendo una posibilidad. El otro problema es que su gato podrá seguir oliendo al gato que lo utilizó por última vez, lo que puede dar lugar a un comportamiento territorial.

Colocación de la caja de arena de su gato

Colocar las cajas de arena de su gato en la misma zona anulará en gran medida el propósito de tener cajas de arena separadas, ya que pueden seguir surgiendo problemas territoriales. Lo ideal es que las cajas de arena estén situadas en partes separadas de la casa, con una tercera caja de arena en algún punto intermedio. Esto puede resultar difícil en una casa pequeña, pero es vital para aumentar las posibilidades de que tus gatos utilicen las cajas de arena.

Ambos lugares deben ser privados, tranquilos y accesibles para tu gato. Si una zona es ideal, mientras que la otra es ruidosa o no lo bastante privada, los gatos se pelearán por utilizar la misma caja de arena, y como prefieren las zonas más tranquilas, se diluirá el propósito de tener dos cajas.

Reflexiones finales

Si tienes más de un gato, se debe aplicar la regla de oro de las cajas higiénicas: una caja para cada gato, más una extra. Los gatos no pueden compartir una caja de arena por dos razones principales: de comportamiento y de salud, y serán mucho más felices y sanos si disponen de su propia caja de arena en su espacio privado y tranquilo.

LEA TAMBIÉN:
Gatos machos vs gatas hembras: Diferencias clave (motanis vs gatas)