Los fuegos artificiales son bastante asombrosos, pero el placer de verlos se ve empañado cuando vemos al mejor amigo de nuestros seres queridos estresado por los ruidos fuertes y los destellos brillantes.

Aunque sabemos lo que son los ruidos fuertes y repentinos por la noche, no tenemos forma de ayudar a nuestros perros a entenderlo. Sin embargo, podemos mantenerlos a salvo mientras el espectáculo de fuegos artificiales se desarrolla en el exterior y ayudarles a darse cuenta de que los ruidos fuertes no les harán daño.

Antes de empezar, asegúrese de que su perro lleva la identificación adecuada. Una placa de identificación con información actualizada y un microchip son esenciales en caso de que su perro se escape. Los perros suelen escaparse cuando se asustan, y aunque debe asegurarse de que su amigo canino está a salvo en casa, pueden producirse errores. Si su perro se pierde, su identificación le permitirá volver pronto a casa.

Si es dueño de un perro por primera vez, la siguiente lista le dará algunos consejos para la próxima vez que su perro se asuste con los fuegos artificiales.

Las 13 maneras de calmar a su perro durante los fuegos artificiales

1. Mantenga la calma

Ante todo, lo más importante que puede hacer para mantener tranquilo a su perro es actuar como siempre. Debe hacer saber a su perro que no va a ocurrir nada malo. Como no podemos explicarles qué son los fuegos artificiales, tenemos que confiar en nuestras emociones, el sonido de nuestra voz y el lenguaje corporal para enviar un mensaje que nuestros mejores amigos entiendan.

Si siente que se enfada al ver el miedo de su perro, respire hondo y cálmese. Los perros tienen fama de ser sensibles a las emociones de sus humanos favoritos. Si perciben su miedo o preocupación, no se darán cuenta de que es por su bien. Por el contrario, percibirán que algo va mal y probablemente se asustarán aún más.

Hable con voz firme y tranquila. El tono que utilizas siempre que todo va bien y estás hablando con tu perro sobre tu día es perfecto.

2. Confort

Este consejo es muy discutido. Algunos propietarios afirman que tranquilizar a un perro con afecto sólo refuerza su comportamiento temeroso, mientras que otros creen que es la única forma de calmarlo adecuadamente. En última instancia, todo depende de cómo se le proporcione ese consuelo.

Si se empeña en tratar la sesión de consuelo como una recompensa, entonces tiene sentido que su perro crea que su comportamiento es aceptable, en cuyo caso los fuegos artificiales son realmente aterradores, y seguirá inconsolable.

Por otro lado, dar caricias firmes y largas en el lomo de su perro mientras habla con voz firme y uniforme demostrará a su amigo de cuatro patas que no pasa nada.

LEA TAMBIÉN:
¿Cuándo dejan de crecer los perros?

3. Crear un refugio seguro

Cuando nos sentimos nerviosos, gravitamos hacia un lugar donde nos sentimos seguros. Algunas personas cogen su edredón y se entierran en un capullo de mantas en su dormitorio. Y a los perros les gusta tener un lugar seguro.

Esto puede ser tan sencillo como asegurarse de que la puerta de su jaula está abierta y cubrirla con mantas gruesas para bloquear el mundo exterior. Si no tienes jaula, puedes quedarte con ellos en algún lugar alejado de las ventanas, como el sótano o el armario del pasillo.

Incluso puedes crear una guarida debajo de la mesa de la cocina si te faltan escondites disponibles. Intenta que esta guarida sea lo más reconfortante posible. Los juguetes y la manta favoritos de tu perro ayudarán a tranquilizarlo.

4. Permanecer cerca

Mantener la calma de su perro significa permanecer cerca, especialmente si a su perro no le gusta estar solo o le gusta seguirle cuando se siente asustado.

Dondequiera que esté el refugio seguro de tu cachorro, debes instalarte cerca. Puede que tengas que esconderte debajo de la mesa de la cocina o colocar el portátil en el armario, pero tu presencia contribuirá en gran medida a calmar los nervios de tu perro.

Su perro tendrá la oportunidad de estar cerca de su persona favorita y ganará confianza gracias a su tranquila reacción ante los fuegos artificiales.

5. 5. Ver una película

Poner una película es una forma estupenda de distraer a tu perro y ahogar el ruido de los fuegos artificiales. También puedes poner la radio o tu lista de reproducción favorita de Spotify. Hay algunas pistas de música específicamente diseñadas para ayudar a calmar a los perros nerviosos.

Cualquier cosa que pueda escuchar en voz alta actúa como ruido blanco y ayudará a calmar los miedos de su perro, sobre todo si ver una película o escuchar sus canciones favoritas es algo que hace todo el tiempo. La familiaridad ayudará a tu perro a sentir que no pasa nada.

6. Distracción

Esto puede ser más fácil de decir que de hacer, sobre todo si su perro ya tiene pánico a los fuegos artificiales. Intente distraerlo con su juguete favorito o enséñele un truco nuevo con un puñado de sus golosinas preferidas. Pero tenga cuidado: muchos perros se concentran demasiado en los fuegos artificiales para aprender algo. Sea paciente y no les fuerce si no reaccionan, ya que los gritos causan más daño que beneficio.

Los viajes en coche también pueden funcionar, sobre todo si a tu perro le gusta viajar en el asiento trasero. Eso sí, asegúrate de que las ventanillas permanecen cerradas. El motor, la radio y las ventanillas cerradas bloquearán la mayor parte del ruido de los fuegos artificiales.

LEA TAMBIÉN:
¿Qué es la harina de pollo en la comida para perros? ¿Es seguro?

7. Chalecos ansiolíticos para perros

Si alguna vez has recibido un abrazo cuando has tenido un mal día, sabes lo reconfortantes que pueden ser. Son cálidos y seguros y tienen una forma de combatir nuestras preocupaciones.

Los chalecos antiestrés para perros funcionan según el mismo principio. Disponibles en la mayoría de las tiendas de animales, utilizan una construcción elástica para envolver a tu perro en un abrazo móvil y utilizan la presoterapia para calmar los nervios crispados.

8. Desensibilización

Una de las mejores formas de ayudar a su perro es enseñarle a ignorar el ruido de los fuegos artificiales. Al evitar su inevitable pánico, puede trabajar para prevenir la aparición de dicho miedo. Esto no es difícil de hacer, pero requiere mucho tiempo y paciencia.

Ponga de fondo una grabación de fuegos artificiales mientras su perro hace algo que le guste. Asegúrate de que la grabación no sea demasiado silenciosa como para pasar desapercibida, pero tampoco lo suficientemente alta como para asustar a tu mejor amigo.

A medida que su perro se acostumbre al volumen, auméntelo poco a poco, pero manténgalo por debajo del nivel que pueda asustarle. Cada vez que pongas la pista, asegúrate de acompañarla de muchos refuerzos positivos, una comida o un juego divertido.

Con perseverancia, su perro llegará a un punto en el que los fuegos artificiales dejarán de afectarle. Sin embargo, es importante recordar que la desensibilización no puede hacerse de una sola vez. Será más eficaz si empiezas mucho antes de tener que comprobar si tus esfuerzos han funcionado.

9. Contratar a un entrenador o experto en comportamiento

El consejo de un experto, sobre todo para un nuevo propietario de un perro, puede ayudar mucho a entender por qué su perro siente pánico ante los fuegos artificiales. Los adiestradores profesionales y los expertos en comportamiento le ayudarán a averiguar cuál es la mejor manera de controlar el miedo de su perro y evitar que les haga perder la vida.

10. Médicamente

Es fácil llamar al veterinario y pedir sedantes para calmar al perro. Pero esto sólo debe ser el último recurso cuando nada más haya servido y tu perro siga entrando en pánico cada vez que suene un fuego artificial. Siempre es importante hablar primero con el veterinario, ya que utilizar la medicación equivocada puede tener consecuencias desastrosas.

Tu veterinario podrá sugerirte remedios o recetarte sedantes e indicarte cómo administrarlos de forma segura. Puede que incluso tenga alguna sugerencia que aún no hayas probado.

11. Paseos tempranos

Por lo general, la gente empieza a lanzar fuegos artificiales desde primera hora de la tarde hasta bien entrada la noche. La mayoría de las ciudades tienen ordenanzas para impedir los fuegos artificiales a primera hora de la mañana, si es que los permiten.

LEA TAMBIÉN:
Consejos de seguridad para perros: Cómo mantener la seguridad de su cachorro

En los días festivos en los que tradicionalmente se lanzan fuegos artificiales, saque a pasear a su perro un poco antes de lo habitual. No sólo hará su ejercicio diario, sino que además es menos probable que te pillen desprevenido los fuegos artificiales que empiezan cuando estás a mitad de camino.

Si tus vecinos empiezan a lanzar fuegos artificiales antes de lo previsto, asegúrate de tener una medida de seguridad. Lleve a su perro con correa, un teléfono a mano y un amigo al teléfono al que no le importe ir a recogerle a usted y a su nervioso perro. Así reducirás el riesgo de perderlo si se escapa mientras intentas llevarlo a casa.

12. No salir de casa

Si sus vecinos son de los que se pasan el día de fiesta durante las fiestas, incluidos los fuegos artificiales, lo mejor es mantener a su perro a salvo dentro de casa. Si bien esto puede significar saltarse su paseo favorito, mantener puertas y ventanas cerradas bloqueará la mayoría de los sonidos y mantendrá a tu perro seguro dentro.

Aunque puede que recurra a tirarse debajo de la mesita, al menos puedes estar seguro de que no forzará la valla trasera ni tropezará en la carretera.

Esto también se aplica a las salidas al jardín. Si su perro necesita desesperadamente ir al baño, póngale una correa y haga el viaje lo antes posible. La correa le ayudará a mantenerse cerca de su perro aunque tenga un ataque de nervios.

Mantén también la puerta abierta. Con un poco de suerte, si tu perro se asusta, volverá corriendo al interior. Sujeta bien la correa, por si acaso.

13. Manténgase alejado de los fuegos artificiales

Por desgracia, tener un perro suele significar perderse esa cita con los amigos para tomar algo y disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales. Si no puede encontrar una canguro y su perro tiene pánico a los fuegos artificiales, llevarlo con usted acabará en desastre. Estará en un lugar desconocido y aterrorizado, lo que no es una buena mezcla. Sobre todo, ayudarás más a tu perro si te quedas en casa.

Conclusión

Mantener la calma durante los fuegos artificiales suele ser más fácil de decir que de hacer, sobre todo cuando el perro es tímido. Los consejos de esta lista le ayudarán a calmar los nervios.

Recuerde permanecer cerca de su perro nervioso y tranquilizarlo con su presencia calmada y tranquilizadora.