Cada año, unos 4 millones de personas sufren mordeduras de perro. De ellos, 800.000 tienen que recibir tratamiento médico por sus lesiones. Cualquier perro, por grande o pequeño que sea, es capaz de morder. Aunque su perro no se resista, puede darse el caso de que le muerda accidentalmente mientras intenta quitarle un juguete o una golosina de la mano. Toda mordedura de perro plantea un riesgo de infección , por lo que es importante saber cómo limpiar una herida por mordedura, independientemente de por qué se haya producido.

En este artículo repasamos los pasos que hay que dar tras una mordedura de perro y cómo evaluar y limpiar la herida. También veremos los signos de que la herida por mordedura requiere tratamiento médico y qué hacer si su perro muerde a otro. Siga leyendo para saber más sobre cómo limpiar una mordedura de perro y qué suministros debe tener en casa en caso de que esto ocurra.

Si le muerde su propio perro

Su perro debe estar al día de las vacunas, incluida la de la rabia. La rabia es una enfermedad grave y mortal que afecta al sistema nervioso central y provoca enfermedades cerebrales. Puede transmitirse a personas y animales a través de mordeduras y arañazos de animales infectados. Esta enfermedad se previene con vacunas, por lo que sus mascotas deben estar al día con todas las vacunas cada año. Si una persona no recibe el tratamiento adecuado contra la rabia en el plazo adecuado, morirá.

Si tu propio perro te muerde y sabes que está al día de las vacunas, puedes evaluar la herida y decidir cómo proceder. Sin embargo, algunas mordeduras de perro provienen de perros callejeros o de perros que pertenecen a familiares y amigos.

Si le muerde un perro que no es suyo

Si conoces al dueño del perro, pídele una prueba de que está vacunado contra la rabia para que no tengas que preocuparte por contraerla. Si el perro parece sano pero no se puede demostrar que está vacunado, puede ser puesto en cuarentena durante 10 días en un centro local de control de animales. Se trata de vigilar al perro para ver si muestra signos de enfermedad. Si no aparecen signos de enfermedad en 10 días, no necesitará tratamiento contra la rabia. En nuestra casa, nadie ha contraído nunca la rabia de un perro que haya estado en cuarentena durante 10 días completos. Si su perro empieza a mostrar signos de rabia en un plazo de 10 días, también necesitará tratamiento antirrábico.

Si su perro es sospechoso de rabia o muestra signos de la enfermedad en el momento de la mordedura, necesitará tratamiento inmediato contra la rabia. Si el perro ha sido vagabundo y ha abandonado la zona, póngase en contacto con las autoridades sanitarias locales y considere la posibilidad de un tratamiento inmediato contra la rabia.

LEA TAMBIÉN:
¿Puede una perra pequeña quedarse embarazada de un perro grande? Lo que hay que saber

Cómo limpiar una mordedura de perro

Las mordeduras de perro pueden causar lesiones dolorosas y graves. Todas las mordeduras deben limpiarse a fondo, ya que la boca del perro está llena de bacterias. Una vez que las bacterias penetran bajo la superficie de la piel, pueden propagarse rápidamente y provocar infecciones graves. Alrededor del 15%-20% de las heridas por mordedura de perro se infectan.

Si la herida puede tratarse en casa, he aquí los pasos para limpiarla correctamente.

1. Lavar la herida

Lo primero que debes hacer es lavar la herida con agua y jabón. Limpie todo lo que pueda, incluso el interior de la herida. Cuando hayas limpiado toda la zona, aclárala bien con agua y asegúrate de haber eliminado todo el jabón. Lo ideal es utilizar un jabón antibacteriano como la clorhexidina o la povidona yodada.

2. Detener la hemorragia

Si la herida sangra, debes aplicar una presión firme y uniforme con una toalla limpia o un objeto similar. La mayor parte de la hemorragia se habrá detenido en 5 minutos. Si la hemorragia no se detiene o disminuye en este tiempo, busque ayuda profesional.

3. Utilizar una pomada antibiótica

Si la hemorragia se ha detenido o ha disminuido considerablemente, aplique una pomada antibiótica de venta libre en toda la zona afectada. Matará las bacterias y ayudará a prevenir el desarrollo de una infección. Asegúrese de utilizar las manos limpias para aplicar la pomada y evitar el riesgo de recontaminación.

4. Aplicar un vendaje

Utilice un vendaje estéril para cubrir toda la herida. Si el vendaje no cubre la herida, puedes utilizar más vendas o gasas y esparadrapo médico si lo tienes.

5. Cambiar el vendaje o apósito

Cambia el vendaje varias veces al día para mantener la herida limpia y poder comprobar si hay cambios. Si la herida ya no supura, puede retirar el vendaje por completo. La herida cicatrizará más rápido si se expone al aire. Si dejas la herida al descubierto, asegúrate de seguir limpiándola regularmente todos los días con agua y jabón. Si vuelves a cubrir la herida, límpiala antes de aplicar el siguiente vendaje.

6. Consulte a su médico

Aunque te encuentres bien, es conveniente que acudas al médico ante cualquier herida por mordedura que rompa la piel. Esto es especialmente importante si la herida es profunda, está cerca de una articulación o si la hemorragia no se detiene. Acudir al médico es la mejor manera de saber con seguridad si la herida necesita tratamiento adicional. Las heridas punzantes profundas pueden requerir puntos de sutura para cerrarlas, y es posible que el médico te dé antibióticos orales para asegurarte de que no se desarrolla una infección.

LEA TAMBIÉN:
Cómo eliminar el olor a perro mojado: 7 sencillos pasos

7. Vigilar la herida

Mientras se cura la herida de la mordedura, préstale atención. Si la herida empieza a infectarse, notará síntomas y signos. Presta atención a cómo te sientes. Si la herida se infecta o si empiezas a sentirte débil y con fiebre, acude al médico de inmediato.

Los signos y síntomas de la infección de la herida incluyen:

  • Enrojecimiento
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Líquido que supura de la mordedura
  • Sensibilidad
  • Pérdida de sensibilidad alrededor de la herida
  • Rayas rojas en la piel alrededor de la picadura
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad muscular
  • Ganglios linfáticos inflamados

Busque tratamiento médico inmediatamente si nota alguno de estos síntomas.

Si su perro es mordido por otro perro

A su perro se le aplican las mismas normas que a usted con respecto a la rabia. Si conoces al dueño del perro que mordió a tu perro, pídele una prueba de que tiene las vacunas al día. Si esto no es posible, consulte a su veterinario sobre las opciones de tratamiento para las heridas abiertas que tenga su perro. Si puedes, haz fotos del perro y del dueño para poder identificarlos después si es necesario.

Es importante que todas las heridas por mordedura de su perro, por leves que le parezcan, sean examinadas por su veterinario. Si las heridas son profundas y sangran profusamente, acude directamente a tu veterinario de urgencias.

Las heridas por mordedura en un perro pueden curarse cerrando la piel, pero también pueden retener cualquier bacteria que haya debajo. Esto forma una bolsa que puede convertirse rápidamente en un absceso. Otros riesgos para su perro son las infecciones óseas y articulares, las infecciones tisulares y las lesiones por aplastamiento.

Limpieza de heridas

Si la herida por mordedura de tu perro no es una urgencia y no puedes acudir enseguida al veterinario, puedes lavar suavemente la herida con agua y jabón antibacteriano. Seque la zona con una toalla limpia y aplique una pomada antibiótica sobre la herida cubierta con una gasa estéril.

Es importante evitar que el perro lama o muerda la herida. Tampoco pueden ingerir la pomada antibiótica. Si la herida está en un lugar donde tu perro puede alcanzarla con la boca, es posible que tenga que llevar un collar electrónico mientras se cura la herida. El veterinario también puede recetar antibióticos y analgésicos que deben administrarse al perro según las indicaciones.

Prevenir las mordeduras de perro

Los perros tienen instintos de presa, lo que significa que desean perseguir objetos en movimiento. Normalmente se trata de animales pequeños y pájaros, pero también puede tratarse de niños. Los niños pequeños no deben gritar, correr ni abrazar a los perros. Enseñe a los niños a "ser un árbol" si se les acerca un perro desconocido. Quédate quieto, callado, con la barbilla hacia el pecho y las manos cerradas y a los lados. Enséñate a ti mismo y a tus hijos los signos de estrés en un perro que preceden a una mordedura. Ojos de ballena, giro de cabeza, bostezo, boca apretada, lametón tranquilizador y levantamiento de pata, por nombrar algunos.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué se encorvan las perras? Las 6 razones más comunes

Se debe saludar a los perros despacio y sólo con la aprobación del propietario, y nunca tocarlos o tocarlos cuando no se les espera. Deje que su perro le huela primero.

Manténgase alejado de perros desconocidos y no permita que los niños jueguen con perros desatendidos. Si un perro come, duerme o cuida cachorros, no lo molestes.

Notifique inmediatamente la presencia de perros vagabundos en la zona, sobre todo si parecen agresivos o enfermos.

Cómo saber si un perro puede morder

Los perros no suelen morder sin enviar señales claras de advertencia antes de hacerlo. Depende de nosotros reconocer estas señales para mantener nuestra seguridad, la de nuestros hijos y la de nuestras mascotas. La mayoría de los perros no buscan problemas y prefieren evitar las situaciones agresivas. Cuando los perros muerden, muchos lo hacen porque están asustados o ansiosos y sienten que no tienen otra opción.

Esté atento a los signos de miedo y ansiedad de su perro y de cualquier perro que encuentre en el exterior. Los signos evidentes de que un perro va a morder son los comportamientos agresivos. Gruñir, morder, saltar, gruñir y enseñar los dientes son señales claras de que este perro debe evitarse.

Sin embargo, cuando un perro está asustado, los signos no son tan evidentes. Fíjese si se lame excesivamente los labios, bosteza, aplana las orejas e intenta alejarse. Si un perro está acurrucado con el rabo entre las piernas, no se siente seguro. Si observas estas señales, pon la mayor distancia posible entre tú y ese perro. Si está con su propio perro, retírelo rápidamente y abandone la zona.

Reflexiones finales

Las mordeduras de perro son graves y deben tratarse inmediatamente. Hay que limpiar la herida, detener la hemorragia y aplicar un vendaje lo antes posible. Las heridas deben limpiarse a fondo para evitar infecciones. Asegúrese de consultar a su médico después de cualquier mordedura que rompa la piel. Ellos decidirán si necesita antibióticos, puntos de sutura u otros tratamientos. Vigilar la herida para detectar signos de infección.

Conozca las señales que muestra un perro antes de morder para ser consciente de la amenaza y llevarle a usted y a su perro a una zona segura.