Dicen que los ojos son la ventana del alma, pero a veces esa ventana se ensucia un poco. Si los ojos de tu perro empiezan a tener costras o manchas, es hora de limpiarlos. Pero, ¿cómo realizar esta tarea de forma segura?

En este artículo, te enseñaremos a limpiar los ojos de tu perro en seis sencillos pasos. También te diremos qué síntomas debes tener en cuenta que podrían indicar que los ojos sucios de tu perro son señal de algo más grave. Vayamos al grano.

Formación

Lleva a tu perro a una habitación o espacio tranquilo donde se sienta seguro. Si tu perro está activo o agitado, puede que necesites llamar a un asistente de confianza para que te ayude a sujetarlo. Recuerde que trabajará cerca de los ojos, que son muy sensibles y se lesionan con facilidad.

Cómo limpiar los ojos de tu perro en 6 pasos

1. Moja un paño o gasa con agua tibia

Para una limpieza sencilla, empieza con un paño o una gasa suave. Humedezca el material de limpieza con agua tibia y exprima el exceso de líquido. Coloca a tu perro en una posición cómoda para poder sujetarle la cabeza mientras lo limpias.

Para conseguirlo, puede que tenga que pedirle a un perro grande que se siente o sentar a un perro pequeño en su regazo. También puedes pedirle a tu ayudante que te ayude a mantener quieto al perro si es necesario.

LEA TAMBIÉN:
Signos físicos del proestro y del celo en las perras

2. Límpiate suavemente los ojos

Con un paño húmedo o una gasa, limpie suavemente los ojos de su perro, empezando por el ángulo interno y alejándose de los ojos. No limpie la superficie real del ojo de su perro con el paño, sino la zona que lo rodea.

No utilice la misma gasa o paño de limpieza para ambos ojos. Vuelva a humedecer el paño y utilice una esquina diferente, o cambie por completo a un paño o gasa nuevos. Este paso ayuda a evitar la propagación de bacterias o alérgenos de un ojo al otro.

3. Aclarar con solución lavaojos

Para ayudar a limpiar la superficie del ojo de su perro, utilice una solución de lavado formulada para ser segura para el ojo. Este paso sólo es necesario si hay restos o mucosidad en la superficie del ojo.

Existen muchas marcas diferentes, por lo que puede que necesites pedir a tu veterinario una recomendación que te ayude a reducir tus opciones. No sustituyas las soluciones para lentes de contacto u otros productos para los ojos humanos sin consultar antes con tu veterinario para asegurarte de que son seguros.

Utiliza el colirio según las instrucciones, normalmente pulverizando el líquido en los ojos de tu perro para enjuagarlos. No toque la superficie de los ojos de su perro con la punta del frasco de enjuague. Utiliza una gasa o un paño para absorber el exceso de líquido.

También puedes utilizar el colirio para ablandar las costras más resistentes y secas alrededor de los ojos de tu perro y ayudar a eliminarlas.

4. Utilice un peine para ojos

Si las secreciones o costras de los ojos de su perro son especialmente espesas o secas, es posible que tenga que utilizar un peine alrededor de la zona ocular para ayudar a eliminarlas.

LEA TAMBIÉN:
¿Cuándo dejan de crecer los perros?

Utiliza un paño caliente o agua ocular para humedecer las costras secas y luego péinalas suavemente para eliminarlas del pelo de tu perro. No intente realizar este paso si su perro no coopera o es quisquilloso, a menos que cuente con ayuda. Tenga mucho cuidado de mantener el peine alejado de la superficie de los ojos de su perro.

En algunos casos, la piel bajo las costras puede estar irritada o infectada. En este caso, ponte en contacto con tu veterinario.

5. Limpiar con toallitas oculares

Para las manchas de lágrimas u otras manchas cerca de los ojos de su perro, pruebe a utilizar toallitas oculares comerciales diseñadas para eliminarlas. De nuevo, encontrará varias opciones disponibles. Utilice las toallitas según las instrucciones para obtener los mejores resultados.

6. Recompensa, recompensa, recompensa, recompensa

Durante el proceso de limpieza ocular y, sobre todo, después de terminar, dale a tu perro muchas golosinas u otros premios. Quieres que el proceso sea positivo y no estresante para tu perro, sobre todo si tienes que limpiarle los ojos con regularidad.

Si es posible, incorpore la limpieza ocular a la rutina de aseo de su perro desde cachorro. El comportamiento de un cachorro es más fácil de modelar, y si se acostumbra a la limpieza ocular en una etapa temprana de su vida, es más probable que la tolere cuando se haga mayor (¡y más grande!).

¿Cuándo debo preocuparme por los ojos sucios de mi perro?

Algunas razas de perros son más propensas a tener los ojos apestosos que otras, pero incluso en el caso de estos cachorros, la secreción ocular podría ser señal de un problema médico. Si su perro presenta alguno de los síntomas siguientes, es posible que se trate de algo más grave:

LEA TAMBIÉN:
Dermatitis por Malassezia (infecciones por hongos) en perros: Causas, Tratamientos, Prevención

Los problemas oculares pueden ser bastante dolorosos y empeorar rápidamente, así que no dudes en llamar a tu veterinario si tienes alguna duda. Dependiendo de su diagnóstico, puede ser necesario tratarlos con colirios o pomadas. Siga cuidadosamente el plan de tratamiento de su veterinario para garantizar una curación lo más satisfactoria posible.

Tampoco des por sentado que las manchas de lágrimas de tu perro son normales. Algunas razas son más propensas a las manchas porque han heredado problemas con la forma de su cara. A veces estos problemas pueden corregirse con cirugía u otras terapias. Su veterinario podrá aconsejarle en este caso.

Conclusión

Los perros parecen encontrar la manera de ensuciar, no importa lo grandes que sean o dónde vivan. Mantener a su perro en plena forma puede llevarle mucho tiempo, pero es un aspecto necesario de la tenencia responsable de un animal de compañía. Esperamos que estos 6 pasos para limpiar los ojos de tu perro te ayuden a que parte de la rutina de aseo de tu perro sea un poco más fácil la próxima vez.