A la hora de limpiar los oídos de su gato, es esencial saber lo que está haciendo. Después de todo, si no estás familiarizado con el proceso, podrías dañar seriamente el interior de tus oídos. Por suerte para ti, es una tarea bastante fácil una vez que le coges el truco.

Si después de leer los pasos sigues sintiéndote incómodo, siempre puedes llevarlos a tu veterinario o a profesionales de la peluquería para que los cuiden adecuadamente.

¿Por qué es importante la limpieza de los oídos?

Siempre debe asegurarse de que las orejas de su gato estén 100% limpias. Pueden volverse bastante pegajosos con el tiempo, lo que puede provocar algunos otros problemas. También corres el riesgo de contraer infecciones parasitarias. Hablemos de algunas de ellas con más detalle.

Ácaros

Los ácaros pueden ser un poco más difíciles de detectar, pero pueden causar grandes problemas a tus amigos gatunos. Los ácaros son pequeños parásitos blancos que se alimentan de los aceites de los conductos auditivos de su gato.

Los ácaros son increíblemente contagiosos, por lo que si tienes varios gatos, pueden transferirse muy rápidamente de uno a otro.

Síntomas de los ácaros del oído en los gatos:

  • Inclinación de la cabeza
  • Picor excesivo
  • Inflamación del oído
  • Mal olor

Tratamiento de los ácaros

Su veterinario podrá determinar con seguridad si su gato tiene ácaros del oído. Si ve que se trata de un problema, puede recetar tratamientos para los oídos o gotas para aclarar la situación.

Acumulación de cera

Si no limpias los oídos de tu gato, pueden producirse muchas acumulaciones de cera. Algunos gatos no tendrán problemas de acumulación excesiva, pero otros pueden tener una sobreproducción.

LEA TAMBIÉN:
¿Se pueden compostar las heces de perros y gatos?

Las limpiezas semanales pueden ayudar a reducir este problema para mantener tus oídos bonitos y ordenados.

Infección

Si su gato tiene mucha humedad en los oídos, puede crear un caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Estas bacterias pueden multiplicarse y provocar infecciones de oído, que pueden ser muy dolorosas e irritantes para tu felino. Sus infecciones requieren tratamiento veterinario.

Síntomas de las infecciones de oído en los gatos:

  • Rascado excesivo
  • Llanto al rascarse
  • Inclinación de la cabeza

Tratamiento de las infecciones de oído

Si sospechas que tu gato tiene una infección de oído, es hora de pedir cita con el veterinario. Si está justificado, podrá recetarle un antibiótico para tratar la infección. Las infecciones de oído recurrentes también podrían ser un signo de alergias alimentarias.

Cómo limpiar las orejas de un gato

Puedes seguir los pasos que te indicamos a continuación para guiarte sobre cómo limpiar correctamente los oídos de tus gatos.

1. Envuelva a su gato

Para evitar arañazos o arañazos, conviene atar al gato con una toalla suave. De ese modo, sus pies quedan suavemente sujetos para evitar que se retuerzan o hagan movimientos bruscos.

Algunos gatos pueden ser un poco más revoltosos que otros, por lo que es especialmente importante protegerse tanto a sí mismo como a su felino.

2. Solución tibia para el oído

Nunca debes poner una solución fría en los oídos, ya que puede crear una descarga en el organismo de tu gato. Asegúrese siempre de calentar un poco la solución antes de aplicarla.

3. Aplicar la solución

Aplique una pequeña cantidad de solución en las orejas de su gato. No se necesita mucho, así que no querrás ser generoso aquí. El objetivo es aflojar cualquier suciedad o residuo. Si utiliza demasiada solución, podría provocar una infección si deja humedad residual en los oídos.

LEA TAMBIÉN:
¿Está mi gata embarazada? 8 maneras de saber

4. Masaje

Tras aplicar la solución, tome suavemente el oído externo y masajee los oídos con la solución. Esto aflojará la suciedad acumulada.

5. Utiliza un algodón para eliminar los restos

Utilice bastoncillos de algodón para retirar suavemente la solución utilizada y eliminar cualquier resto de suciedad o residuos de los conductos auditivos. Ten cuidado de no bajar demasiado. Deberá permanecer en el exterior de la oreja para evitar dañar el tejido blando del oído interno.

6. Repita en el otro lado

Una vez que hayas terminado con esa parte, repetirás los mismos pasos para la otra y tendrás un gatito chirriantemente limpio y con orejas.

¿Con qué frecuencia debe limpiar los oídos de su gato?

No debe limpiar las orejas de su gato más de una vez a la semana. Si limpias los oídos de tu gato con demasiada frecuencia, puedes provocar una infección o dañar el interior del oído.

Reflexiones finales

Así que ya sabes que limpiar las orejas de tu gato no tiene por qué ser una tarea que te lleve mucho tiempo, ni tampoco demasiado difícil. Siempre que tenga cuidado con la cantidad de solución que pone en sus oídos y se asegure de que están bien secos cuando todo esté dicho y hecho, su gato estará libre de problemas de oído.

Recuerde que no debe excederse: su gato necesita una buena limpieza de oídos como máximo una vez a la semana.