Las cobayas son mascotas maravillosas y merecen el mejor trato por parte de sus dueños. Es importante proporcionar a las cobayas un entorno limpio. Esto significa limpiar regularmente la jaula de tu cobaya para mantener a tu simpática mascota feliz y sana. Aunque no existe una regla fija sobre la frecuencia con la que deben limpiarse las jaulas de las cobayas, una buena regla general es limpiar la jaula de la cobaya dos veces por semana.

Cómo limpiar la jaula de una cobaya

La limpieza de la jaula de una cobaya empieza por sacar a la cobaya al exterior y colocarla en una zona segura. A continuación, retira todos los objetos del suelo de la jaula, como los platos de comida y los palos para masticar, para poder retirar fácilmente todo el lecho. Una vez retirado el lecho, limpie el interior de la jaula con un spray limpiador de jaulas apto para mascotas.

Como alternativa, puedes utilizar una mezcla de agua y vinagre blanco a partes iguales. Una vez que haya rociado a fondo la solución limpiadora en el suelo y los lados de la jaula, utilice un paño limpio y húmedo para limpiar el exceso. Es posible que tengas que utilizar un pequeño cepillo de limpieza para fregar las esquinas y las zonas especialmente sucias, como las plataformas y las escaleras.

Es importante que cada parte de la jaula esté absolutamente limpia y que se deje secar bien. Puede acelerar el proceso de secado utilizando un paño seco para eliminar todos los signos de humedad. Cuando la jaula esté completamente seca, coloca un lecho fresco y limpio y devuelve la cobaya a su jaula.

LEA TAMBIÉN:
¿Son los pájaros buenas mascotas? Lo que hay que saber

Es posible que su cobaya corra alrededor de la jaula limpia, llena de entusiasmo. Las cobayas felices suelen expresar su alegría corriendo rápidamente y saltando en el aire. Este comportamiento se denomina "popcorning" y es la forma que tiene tu cobaya de agradecerte la limpieza de la jaula.

Una jaula sucia puede poner en peligro la vida de una cobaya

Una cobaya puede enfermar si se le obliga a vivir en una jaula sucia. Aunque una cobaya no morirá directamente por una jaula sucia, un entorno de vida poco limpio puede provocar problemas de salud en una cobaya. Si los problemas de salud pasan desapercibidos y no se tratan, pueden tener un grave impacto negativo en su cobaya. En el peor de los casos, un conejillo de indias puede morir si se le obliga a vivir en una jaula sucia e inmunda.

Por qué una jaula sucia es peligrosa

Una jaula sucia, con acumulación de polvo, suciedad, orina y caca, puede provocar problemas respiratorios en las cobayas, donde pueden tener problemas para respirar. Una jaula sucia también puede provocar la proliferación de bacterias y hongos perjudiciales.

Cualquiera que haya tenido cobayas sabe que éstas hacen mucho pis y caca. Nunca se debe obligar a una cobaya a vivir en su propia orina y heces durante un periodo de tiempo prolongado. Con el tiempo, la orina se descompone en amoníaco, que acaba produciendo un olor desagradable a amoníaco. Cuando el olor a amoníaco está presente en una jaula de cobaya sin limpiar, la jaula es muy susceptible a la aparición de moho.

LEA TAMBIÉN:
Por qué el pan es malo para los patos y qué darles de comer en su lugar

El moho puede producir toxinas conocidas como micotoxinas que pueden poner en peligro la vida de una cobaya. Una cobaya puede respirar y consumir micotoxinas. Si el animal ingiere una buena cantidad de micotoxinas, puede sufrir una insuficiencia respiratoria que puede dañar los órganos internos del animal.

El tamaño de la jaula es importante

Al ser uno de los roedores más grandes que se tienen como mascotas, las cobayas necesitan mucho espacio para moverse, trepar, cavar, excavar y eliminar sus residuos. Un solo conejillo de indias debe tener una jaula que mida al menos 36 "L x 30 "W. Dos cobayas deben tener una jaula que mida al menos 50 "L x 30 "W.

Una jaula más grande ofrece muchas ventajas para su cobaya y para usted. Una cobaya puede vivir entre cinco y siete años en condiciones óptimas. Necesita muchos estímulos, una alimentación sana, un espacio amplio y un entorno limpio para prosperar. Si notas que la jaula de tu cobaya se ensucia rápidamente y parece que se aburre, considera la posibilidad de comprar una jaula más grande.

Una jaula más grande es mucho más fácil de limpiar, ya que evita la acumulación de residuos y permite a tu cobaya separar su zona de baño de la zona de estar/juego. A ti no te gustaría vivir en un espacio cerrado y a tu cobaya tampoco. Hazle un gran favor a tu cobaya y a ti mismo y consigue una jaula más grande.