Los perros son grandes compañeros, pero no siempre son el mejor amigo de nuestra nariz. Esto es especialmente cierto cuando se mojan. El mojado puede liberar algunas bacterias y aceites del pelaje de su perro, dejando a su cachorro con olor a maduro. Y la humedad prolongada puede ser un caldo de cultivo para las bacterias que sólo empeora el olor. Pero la buena noticia es que el olor a perro mojado suele poder minimizarse y evitarse tomando las medidas adecuadas.

He aquí siete pasos clave para deshacerse del olor a perro mojado:

1. Lávelo a fondo y con frecuencia

El olor a perro mojado comienza en el pelaje y la piel, por lo que es importante mantener el pelaje de tu perro limpio. Cuando bañas a tu perro con frecuencia, evitas que la grasa y las bacterias se acumulen. La advertencia es que hay que hacer un buen trabajo: un simple baño de agua sólo empeorará el problema. Asegúrate de limpiar regularmente la piel y el pelaje de tu perro por todas partes para evitar la acumulación de bacterias, especialmente en los lugares que tienden a estar húmedos.

2. Utilizar un neutralizador de olores si es necesario

No siempre es necesario utilizar neutralizadores especiales al bañar al perro, pero si éste huele especialmente mal, pueden ayudar. Puedes comprar champús comerciales neutralizadores de olores que ayudarán a tu perro, pero una de las alternativas más fáciles es utilizar bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio descompone los ácidos y neutraliza los olores, por lo que es fácil añadirlo durante el baño de su perro para obtener una ayuda extra.

LEA TAMBIÉN:
¿Cuándo dejan de crecer los perros?

3. Llevar toallas de repuesto

Una vez que su perro se moja, cuanto más rápido se seca, menos probable es que traiga olores fuertes. La mayoría de los perros retienen mucha agua en su pelaje, por lo que dedicar algo de tiempo a secarse con una toalla -y utilizar más toallas- puede ayudar a que tu perro pase de estar mojado a estar apenas húmedo en cuestión de minutos, con lo que es menos probable que huela.

4. Considera un secador de pelo

Otra opción es utilizar un secador de pelo para limpiar a tu perro. La seguridad del secador es importante: mantén la temperatura baja y no te acerques demasiado a la piel de tu perro. En general, un secador a baja temperatura y una buena supervisión ayudarán a que su perro se seque más rápido sin ningún riesgo para él. Vigile la comodidad de su perro durante todo el proceso. Muchos perros tardarán en adaptarse al aire ruidoso, pero con el tiempo les resultará más fácil a usted y a su perro.

5. Salir al exterior para un mayor secado

Si hace buen tiempo, salir al exterior es una buena manera de secar al perro y mantener el olor fuera de la casa mientras tanto. Lleva a tu perro a pasear a algún lugar sin barro ni agua que pueda ensuciarlo de nuevo, y disfruta con él del aire fresco y el sol. Además de ser una buena manera de mantener a su perro seco, también es un gran ejercicio y tiempo social.

LEA TAMBIÉN:
¿A los perros les gustan los bebés? ¿Saben lo que son los bebés?

6. Lavar los juguetes y la ropa de cama que huelan mal

A veces, el olor de su perro se traslada al resto de la casa. Si esto ocurre, un poco de limpieza eliminará el olor y facilitará que tu perro también se mantenga limpio. Los juguetes blandos y la ropa de cama son culpables frecuentes. Deben lavarse y secarse con regularidad para eliminar los malos olores y ayudar a que su casa huela fresca y limpia. La mayoría de los juguetes de peluche y la ropa de cama pueden limpiarse en la lavadora, pero consulta siempre las etiquetas de cuidado para saber cuál es la mejor manera de mantenerlos.

7. Limpie el olor de su casa.

Después de haber limpiado a su perro y su suave ropa de cama, puede notar que aún persiste en la casa. Esto significa que se necesita una limpieza más profunda. Los limpiadores enzimáticos son una gran opción porque descomponen fácilmente las bacterias y los compuestos orgánicos sin utilizar productos químicos agresivos ni dañar la mayoría de las superficies. Por lo general, pueden utilizarse en alfombras, suelos duros, muebles y otras superficies para eliminar los olores difíciles.

Reflexiones finales

Los olores a perro mojado no pueden evitarse por completo, pero eso no significa que tengas que vivir con los malos olores a perro para siempre. Mantener a tu perro limpio y seco es una gran tarea, pero es importante para su salud y tu cordura. Estos consejos pueden ayudarle a encontrar la manera de minimizar los olores y maximizar el disfrute para usted y su perro.