Por desgracia para todos los amantes de las mascotas, la triste realidad de tener una mascota es que algún día morirá. Sin embargo, en el caso de una tortuga, a veces puede ser difícil saber si su amiga del caparazón ha pasado a mejor vida o no. En parte, esto se debe a que la mayor parte del cuerpo de la tortuga está oculta dentro de su duro caparazón y no a plena vista. La razón más común por la que puede ser difícil saber si la tortuga mascota está muerta es un proceso llamado neblina.

La brumación es la versión para las tortugas de la hibernación de los osos y otros animales. Durante este proceso, los sistemas corporales de la tortuga se ralentizan y puede parecer que no tiene vida. Entonces, ¿cómo saber si la tortuga está muerta y no sólo en estado de brumación? He aquí 8 señales que hay que tener en cuenta para comprobar si la tortuga está muerta.

Las 8 señales que debe buscar para saber si su tortuga ha muerto

1. No responde a la estimulación

Una tortuga carey todavía es lo suficientemente consciente de su entorno como para darse cuenta si intentas estimularla deliberadamente. Prueba a tirar suavemente de las patas de la tortuga, a darle golpecitos en la cría o incluso a ponerla boca arriba. Si su tortuga no intenta moverse o responder a sus esfuerzos, lo más probable es que esté muerta.

2. Frío al tacto

Si la tortuga se siente anormalmente fría cuando la tocas, puede estar muerta. Sin embargo, este signo es un poco más complicado porque una tortuga carey tiene una temperatura corporal más baja. Es posible que tenga que buscar signos adicionales para confirmar que la tortuga está muerta.

LEA TAMBIÉN:
Cómo cuidar de una rana como mascota

3. 3. Mal olor

Una tortuga muerta empezará a oler a medida que se descompone. Este proceso comenzará rápidamente en una tortuga muerta, aunque las temperaturas más frías pueden retrasarlo un poco. Este olor es particularmente fétido y es una buena indicación de que su tortuga está muerta.

4. Ojos hundidos

Compruebe los ojos de su tortuga si no está seguro de que esté muerta. Los ojos hundidos y hundidos pueden ser una pista de que su tortuga ha muerto. Sin embargo, las tortugas deshidratadas también pueden tener los ojos hundidos, por lo que es posible que tengas que buscar otros signos para confirmar que tu tortuga ya no está viva.

5. Moscas y gusanos

Si encuentras gusanos o moscas infestando el cuerpo de tu tortuga, es muy probable que esté muerta. El sistema inmunológico de una tortuga carey se ralentiza, lo que a veces facilita que sufran heridas infestadas de gusanos. Sin embargo, es más probable que una tortuga cubierta de moscas o gusanos esté muerta.

6. Piel arrugada y hundida

La piel de una tortuga muerta puede parecer suelta, arrugada o hundida. Esto puede ocurrir a medida que la tortuga muerta comienza a descomponerse. Si la piel de tu tortuga tiene un aspecto arrugado o anormal, puede que esté muerta, y no sólo en bruma.

7. Cáscara o piel podrida

Un caparazón o piel podrida es otra señal de que se trata de una tortuga muerta. De nuevo, esta putrefacción se produce a medida que la tortuga muerta se descompone. A veces el caparazón de una tortuga puede ablandarse a medida que se desprende, así que considere otros signos de muerte antes de renunciar por completo a su tortuga.

LEA TAMBIÉN:
11 datos fascinantes y divertidos sobre las tortugas

8. Pies cojos

Una tortuga halcón aún tiene control sobre sus músculos. Si encuentra a su tortuga inmóvil, con las patas sobresaliendo del caparazón, intente levantarla. Si las patas están flácidas y se balancean sin vida, probablemente esté muerta. Una tortuga inmóvil debe ser capaz de mantener el control de sus patas.

¿Y si la tortuga sólo tiene frío?

Si la tortuga sólo parece fría e inmóvil, pero no muestra ningún otro signo de estar muriendo, hay algunos trucos que puedes probar para ver si sigue viva.

Compruebe si respira

Una tortuga carey seguirá respirando, aunque su sistema respiratorio se ralentiza mucho. Una forma de saber si una tortuga sigue respirando es sostener una pluma o algo similar delante de su nariz. Si la tortuga sigue respirando, notará un movimiento de la pluma. Como la respiración de la tortuga en la niebla se ralentiza mucho, tendrás que ser paciente y esperar al menos 10 minutos antes de darte cuenta de que la tortuga ya no respira.

Dado que las tortugas carey pueden "respirar" a través de la cría, también puede comprobar esa zona. Si la tortuga respira, verá que la cría se mueve o palpita. De nuevo, puede que necesite observar la zona durante unos 10 minutos para ver a la tortuga respirando.

Calentar la tortuga

Si crees que la tortuga está fría y no muerta, puedes probar a calentarla para ver si detectas algún otro signo de vida. Coloca la tortuga en una bañera segura y llénala de agua a temperatura ambiente hasta la mitad de su caparazón. Calienta la tortuga durante unos 15-30 minutos. Si la tortuga está viva, deberías ver señales de vida después de este tiempo. Tu tortuga puede orinar o defecar en el agua o empezar a moverse.

LEA TAMBIÉN:
Cómo cuidar de una serpiente

Llévala al veterinario

La mejor manera de saber si la tortuga está viva, pero posiblemente sólo resfriada o enferma, es llevarla a un veterinario de reptiles. El veterinario podrá examinar a tu tortuga, determinar si está viva y tratarla si está enferma.

Reflexiones finales

Como queremos a nuestras mascotas, deseamos que vivan para siempre. Por desgracia, nunca será así. Sin embargo, cuando se trata de la tortuga mascota, siempre existe la posibilidad de que su mascota aparentemente sin vida aún esté con usted. Busque estos signos que hemos comentado para determinar si su tortuga mascota está muerta, y con suerte encontrará buenas noticias y no las peores.