Al igual que los humanos, los perros necesitan agua para vivir. Todas las células del cuerpo de un perro dependen de la hidratación para funcionar correctamente, al igual que las células de un ser humano. Sin una ingesta eficaz de agua, un perro puede deshidratarse rápidamente y empezar a desarrollar problemas de salud. La deshidratación puede incluso conducir a la insuficiencia de órganos y, en última instancia, a la muerte. Beber una cantidad suficiente de agua cada día mantendrá a su cachorro feliz, sano y animado a medida que envejece. Esto es lo que debes saber para mantener a tu perro hidratado.

Cómo decidir la cantidad de agua que hay que darle

No hay una única respuesta correcta a la hora de determinar la cantidad de agua a la que debe tener acceso un perro cada día. La respuesta depende de aspectos como la talla, la edad y el nivel de actividad. A un perro generalmente sano, de peso y tamaño medios para su raza, se le debe ofrecer al menos 30 ml de agua por cada kilo que pese. Sin embargo, si su perro quiere beber más, debe permitirle hacerlo.

Hay otros factores que pueden entrar en juego a la hora de decidir la cantidad de agua que debe dar a su perro. Por ejemplo, puede necesitar más de lo recomendado si tiene problemas renales. Afortunadamente, los perros sanos beberán toda el agua que necesiten para mantenerse sanos si es accesible. Así pues, mientras mantengas su cuenco lleno de agua fresca durante todo el día y tu perro la beba regularmente, no es necesario medir su consumo de agua.

LEA TAMBIÉN:
¿Cuándo dejan de crecer los perros?

Si su perro tiene problemas de salud o no parece beber el agua que usted le ofrece, programe una revisión con su veterinario para que se pueda abordar cualquier problema y se pueda poner en marcha un plan de agua saludable. Si no le restringes el agua a tu perro y parece que bebe bastante, sigue haciendo lo que estás haciendo.

Ideas para que tu perro beba más agua

Si su perro no parece estar interesado en el cuenco de agua y, sin embargo, parece estar sano en todos los demás aspectos, hay algunas cosas que puede hacer para conseguir que aumente su consumo de agua. Esto es especialmente importante durante los meses de verano, cuando hace calor en el exterior. Esto es lo que sugerimos:

  • Añadir sopaPara hacer que el agua de su perro sea más apetecible, añada 1 ó 2 cucharadas de sopa al cuenco después de llenarlo de agua fresca. Cualquier tipo de sopa puede servir, incluso los restos de una sopa casera.
  • Congelación de golosinasMezclar ¼ de taza de yogur natural con 3 tazas de agua en un bol grande hasta que esté bien combinado. A continuación, vierta la mezcla en una bandeja de cubitos de hielo y coloque la bandeja en el congelador. Al día siguiente, debería quedar con sabrosas e hidratantes golosinas congeladas que seguramente le encantarán a su cachorro.
  • Hidratar los alimentos comercialesEl alimento seco o húmedo: Tanto si alimenta a su perro con alimento seco como húmedo, puede mezclar ½ taza de agua en cada comida para que se hidrate más a lo largo del día.
LEA TAMBIÉN:
Cómo tomar la temperatura de su perro

Estas ideas pueden ser útiles cuando su perro se sienta mal o trabaje duro al aire libre bajo el sol. Sin embargo, no debería tener que disfrazar regularmente el agua para que su cachorro consuma todo lo que necesita. Deben beber de su cuenco varias veces al día. Si no lo hacen, una visita al veterinario asegurará que no hay razones subyacentes para su falta de interés por el agua.

En conclusión

Todos los perros necesitan tener acceso diario a agua potable limpia y segura para mantenerse sanos. Nuestro trabajo como propietarios de cachorros es asegurarnos de que tengan el acceso que necesitan. Hacerlo es tan sencillo como mantener su cuenco de agua lleno de agua potable fresca día y noche. Si quieres saber exactamente cuánta agua debe beber tu perro al día, tu veterinario puede ayudarte a averiguarlo. Nunca es buena idea restringir el acceso al agua, ya que nunca sabemos cuándo nuestros perros tendrán sed y necesitarán hidratarse.