Los huskies se criaron originalmente para tirar de trineos y, aunque se siguen utilizando como perros de trabajo enérgicos y eficientes, también se han convertido en una popular raza de perro de compañía. Son perros resistentes que prefieren los climas fríos y necesitan mucho ejercicio y tiempo al aire libre para desarrollarse. Debido a sus altos niveles de energía, también necesitan una dieta de buena calidad y controlada.

¿Cuál es la vida media de un Husky?

Al ser una raza de tamaño mediano a grande, disfrutan de una vida más larga que las razas más grandes, pero esto depende de factores como la dieta, el ejercicio e incluso la genética. La esperanza de vida típica de la raza oscila entre los 12 y los 15 años, aunque se cree que algunos llegan a vivir 18 años o más. Un Husky típico que viva en buenas condiciones y siga una dieta razonable suele vivir hasta los 13 ó 14 años.

Por qué algunos Huskies viven más que otros

Como todas las especies animales, hay muchos factores que pueden determinar la longevidad del Husky. Los propietarios tienen poco control sobre algunos de estos factores: no hay nada que puedas hacer sobre la genética, aparte de asegurarte de que el cachorro que eliges procede de un criador reputado que ha realizado los controles sanitarios adecuados a los perros progenitores. Por otro lado, puede ofrecer a su cachorro unas buenas condiciones de vida, una dieta adecuada y revisiones veterinarias periódicas.

A continuación se indican algunos de los factores más importantes que determinarán cuánto vivirá su perro.

1. Nutrición

Una buena nutrición es vital para la salud de tu Husky. Esta raza necesita una dieta rica en proteínas, moderada en grasas y baja en carbohidratos. Si eliges un alimento comercial, compra uno que contenga 30% o más de proteínas, 20% de grasas y 30% de carbohidratos.

Los perros son omnívoros, lo que significa que su alimentación puede estar compuesta de ingredientes cárnicos y vegetales, pero se benefician de una fuente de proteínas animales de alta calidad como uno de los ingredientes principales de su comida.

Aunque los Huskies no suelen ser propensos a ganar mucho peso, si les das demasiadas calorías y no les haces suficiente ejercicio, los tuyos pueden llegar a tener sobrepeso y son más propensos a desarrollar afecciones asociadas como la diabetes, así como afecciones respiratorias y cardiacas. Otra afección asociada a los perros con sobrepeso es la displasia de cadera, que es incómoda y acorta la esperanza de vida de tu perro. Pesa a tu perro con regularidad, aliméntalo de acuerdo con su tamaño y peso objetivo, y toma medidas para reducir la ingesta de comida si tu Husky engorda demasiado.

LEA TAMBIÉN:
Cómo limpiar los ojos de un perro (6 sencillos pasos)

2. Entorno y condiciones

Los huskies son propensos a vagabundear y les gusta pasar el mayor tiempo posible al aire libre. Además de peligros potenciales como el tráfico, esto puede hacer que los perros entren en contacto con diversos riesgos ambientales. Las plantas tóxicas y venenosas pueden provocar enfermedades al ser ingeridas, mientras que el contacto regular con algunas sustancias químicas también puede tener un efecto profundo en la vida de su perro. A algunos perros les gusta beber agua de charcos y otras fuentes potencialmente antihigiénicas, así que esté atento cuando salga a pasear y asegúrese de que su perro está vigilado cuando esté al aire libre y corra peligro.

3. Propósito

Los perros criados para concursos y exposiciones suelen tener una vida más corta. Se crían con otros de la misma raza, lo que puede hacer proliferar las enfermedades genéticas. Los que se mantienen como perros de trabajo con una manada familiar también pueden tener más probabilidades de desarrollar afecciones genéticas.

Cuando se crían como animales de compañía, los Huskies suelen someterse al mismo intenso programa de cría, lo que significa que es menos probable que sean portadores de defectos genéticos, pero debe comprobar si los perros progenitores han sido sometidos a pruebas de detección de problemas oculares y displasia de cadera.

Un certificado sanitario limpio de los padres no garantiza un cachorro sano, pero reduce el riesgo de enfermedades hereditarias.

4. Alojamiento

Aunque el Husky prefiere pasar tiempo al aire libre, debe disponer de un hogar cálido y seco en el que dormir. La exposición prolongada al frío y la humedad, incluso para esta raza, puede acortar su vida útil. Pasar demasiado tiempo en condiciones calurosas es especialmente perjudicial para la raza siberiana. Mantenga a su Husky dentro de casa cuando haga mucho calor y evite la exposición prolongada a la luz solar intensa.

5. Sexo y esterilización

Machos y hembras viven aproximadamente el mismo tiempo, aunque la hembra disfruta de una vida ligeramente más larga. Sin embargo, la mayor diferencia de edad por sexos viene determinada por si el perro está esterilizado o no. Los machos corren especial riesgo de desarrollar cáncer testicular, y la esterilización es el único método eficaz de prevenir la enfermedad. La esterilización de los perros machos puede añadir hasta dos años a la vida media de una raza.

6. Genele

Los genes desempeñan un papel importante a la hora de determinar la longevidad de un animal. La displasia de cadera y la atrofia de retina son afecciones genéticas frecuentes en los huskies. Aunque no se puede hacer nada para prevenir las afecciones genéticas en un perro concreto, ciertas medidas pueden ayudar a reducir la probabilidad de comprar un cachorro que desarrolle una de ellas. Dado que se trata de enfermedades hereditarias, los padres pueden someterse a pruebas para comprobar si son portadores de los genes correspondientes.

LEA TAMBIÉN:
Cómo limpiar una mordedura de perro (7 sencillos pasos)

Aunque no son obligatorios, los controles y certificados sanitarios adicionales pueden mejorar aún más la probabilidad de contar con pollos sanos y libres de enfermedades.

7. 7. Asistencia médica

Adoptar un enfoque proactivo de la salud canina permite evitar algunas de las dolencias más comunes y mejorar las probabilidades de tener un Husky sano. Acude regularmente al veterinario, contrata un seguro que cubra los gastos imprevistos e incluye las revisiones dentales en el régimen de salud de tu perro. La mala higiene dental es muy común en los perros, sobre todo a medida que envejecen, y puede causar una serie de problemas.

Las 6 etapas de la vida de un Huskie

A continuación se indican las 7 etapas principales de la vida de esta hermosa raza. Sin embargo, esto es solo una guía y algunos perros maduran más rápido o más lento que otros, por lo que cabe esperar algunas diferencias de desarrollo.

1. Neonatal

La etapa neonatal tiene lugar inmediatamente después del nacimiento y dura unas dos semanas. Al nacer ciego, el cachorro depende de su madre para todo y hará muy poco excepto dormir y comer. Todavía no es consciente de lo que le rodea.

2. Socialización

Una vez abiertos los ojos del cachorro, en torno a las dos semanas, seguirá dependiendo de la madre, pero empezará a fijarse en su entorno. A partir de las tres semanas, el joven Husky interactuará con sus compañeros de camada y se familiarizará con las personas. Es una etapa importante de la vida del perro en términos de socialización.

3. Cachorro joven

Cuando el cachorro alcance los tres meses de edad, empezará a dar pasos tentativos y exploratorios para ampliar su mundo. La madre y los compañeros de camada empezarán a enseñar al cachorro lo que se considera un comportamiento aceptable y lo que no. A medida que el cachorro crezca, empezará a sobrepasar los límites y habrá que ponerle freno, aunque esto nunca debe significar reprimendas físicas.

4. Cachorro adolescente

A los 6 meses de edad, es probable que el cachorro comience a madurar sexualmente. El husky puede empezar a vagabundear en busca de posibles parejas, lo que desencadena el ansia de vagabundeo que puede ser prominente en esta raza. El cachorro de 6 meses sigue aprendiendo, aunque a esta edad debería comprender mucho mejor los comportamientos aceptables e inaceptables.

LEA TAMBIÉN:
Cómo eliminar las pulgas de los cachorros recién nacidos

5. Adulto

Los huskies pueden alcanzar la plena madurez física entre los 10 y los 18 meses de edad y suelen considerarse adultos a los 12 meses. Debería dejar de crecer tan rápidamente, aunque puede rellenarse un poco más y desarrollar músculos si es un perro de trabajo o participa en actividades físicas extenuantes. Ésta es una buena edad para empezar a dar clases de agility o trineo, ya que le ayudará con la fatiga del Husky y le proporcionará la estimulación mental y física de la que el perro y su familia se beneficiarán.

6. Senior

Los huskies son perros muy enérgicos, pero como todas las razas, empiezan a ralentizarse a medida que se hacen mayores. Alrededor de los 7 u 8 años, su perro empezará a parecer un poco mayor y se cansará más deprisa. A esta edad, es una buena idea cambiar a una dieta senior y empezar a reducir la cantidad de ejercicio extenuante que se le ofrece.

Cómo saber la edad de tu Huskie.

La forma más fácil de determinar la edad aproximada de cualquier raza de perro, incluido el Husky, es comprobar su dentadura.

Los cachorros conservan sus dientes de cachorro originales, que son pequeños pero muy afilados, hasta que tienen unas 5 semanas de edad. A esta edad, pueden tener una combinación de unos pocos dientes de cachorro y un puñado de dientes de adulto. A los dos meses, deberían tener la boca llena de dientes de adulto intactos y, entre los 12 y los 18 meses, los dientes de la parte posterior de la boca mostrarán signos de desgaste y daños. Normalmente, la formación de sarro y placa indica que un perro tiene al menos 5 ó 6 años, mientras que los perros senior de 10 años o más tendrán dientes rotos, dañados o ausentes.

Conclusión

Los huskies son perros activos, enérgicos y vivaces. Siguen utilizándose como perros de trabajo, pero han ganado popularidad como perros de compañía. Tienen una esperanza de vida media de entre 12 y 15 años, en la que influyen muchos factores, como la genética, la salud general y las condiciones de vida. Si quiere que su Husky tenga una vida lo más larga posible, castírelo, hágale mucho ejercicio, proporciónele una buena dieta y acuda a revisiones veterinarias periódicas.