La dermatitis por Malassezia es una afección cutánea muy común, también conocida como dermatitis por levaduras. Está causada por el hongo Malassezia pachydermatis, cuya existencia en la piel es normal. Los problemas sólo aparecen cuando crece en exceso y provoca una inflamación de la piel, más conocida como dermatitis. Esta afección puede provocar bastante picor a su perro y requiere un tratamiento a largo plazo, aunque la mayoría de los perros se recuperan muy bien y el picor debería remitir en la primera semana de tratamiento.

¿Cómo se produce la dermatitis por Malassezia en los perros?

El hongo Malassezia está presente en la piel de los perros y, en condiciones normales, nunca causa problemas. Sin embargo, si el sistema inmunitario recibe un golpe, este hongo podría aprovechar la oportunidad que presenta el sistema inmunitario debilitado para infectarse. Esto permite que el hongo se multiplique, creando una infección por hongos. Las infecciones de esta naturaleza se conocen como infecciones oportunistas.

A veces, el sistema inmunitario puede estar suprimido debido a los medicamentos que toma el perro, como los corticosteroides. Otros perros pueden tener deficiencias inmunológicas que disminuyen la capacidad de combatir una infección por hongos. Afortunadamente, la dermatitis por levadura no es contagiosa, por lo que no es algo que tu perro haya contraído de otro perro, ni puede transmitirse.

Ciertas razas caninas parecen tener mayores tasas de dermatitis por levaduras que otras.

Signos comunes de la dermatitis por levaduras

Conocer los signos de la dermatitis por levaduras puede ayudarte a detectarla a tiempo y a iniciar el tratamiento.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué me ladra mi perro? 4 posibles razones de este comportamiento

Los signos más comunes de esta condición incluyen:

  • Picazón
  • Piel roja
  • El perro desprende un olor a humedad
  • Aumento de la pigmentación oscura en la piel
  • Infecciones crónicas del oído
  • La piel se vuelve gruesa
  • Cuero crujiente y escamoso con escamas

Diagnóstico de la dermatitis por Malassezia

Su veterinario puede diagnosticar esta afección cutánea obteniendo una muestra de piel y examinándola al microscopio.

Hay varias formas de tomar esta muestra de piel, como por ejemplo:

Biopsia de piel - Esta es la opción más invasiva, pero también proporciona la información de diagnóstico más completa. Para una biopsia de piel, se utiliza un punzón de biopsia para tomar un pequeño trozo de piel.

Muestra de algodón - Se frota un bastoncillo de algodón humedecido contra la piel para recoger la levadura y examinarla.

Mancha dactilar - Se presiona un portaobjetos de microscopio directamente sobre la piel del perro para recoger muestras de levadura.

Preparación con cinta adhesiva de acetato - Un trozo de cinta adhesiva transparente se pega al cuero. Las muestras de levadura se adhieren a la cinta al retirarla.

Enfriamiento de la piel - Se utiliza una cuchilla afilada para raspar la capa superior de la piel junto con las muestras de levadura que se van a examinar.

Tratamiento de la dermatitis por levaduras

Dependiendo de la gravedad de la infección por dermatitis de su perro, puede recibir tratamiento en forma de medicación oral, tratamientos tópicos o una combinación de ambos.

Medicación oral

Los medicamentos orales suelen utilizarse para los casos más graves y repetitivos de dermatitis por Malassezia. Los antibióticos también pueden ser necesarios para tratar las infecciones bacterianas de la piel que suelen acompañar a la dermatitis. El tratamiento con medicación oral dura varios meses. Es necesario controlar cuidadosamente la sangre de su perro con estos medicamentos, ya que tienen algunos efectos secundarios potencialmente graves.

LEA TAMBIÉN:
¿Es posible adquirir inmunidad a las alergias en los perros?

Tratamientos tópicos

Los champús medicinales se utilizan habitualmente como tratamiento tópico de la dermatitis por levaduras. Si su perro tiene una piel especialmente grasa, puede ser necesario lavarlo con un champú que contenga peróxido de benzoilo o sulfuro de selenio para eliminar la grasa antes de bañarlo con un champú antimicótico con ketoconazol, clorhexidina o miconazol como principio activo.

Al lavarse con un champú antifúngico, es esencial dejar que el champú permanezca en la piel durante 10 minutos o más. El tratamiento deberá repetirse dos veces por semana durante un máximo de 12 semanas, dependiendo de la gravedad y la persistencia de la infección.

Conclusión

La dermatitis por hongos o dermatitis por Malassezia, como se conoce científicamente, es una infección cutánea por hongos que se produce cuando el sistema inmunitario del perro se ve comprometido. Su gravedad puede variar de leve a extrema y parece afectar a algunas razas más que a otras. El tratamiento puede adoptar la forma de medicación oral o de champús antimicóticos, aunque los perros con dermatitis por levaduras graves probablemente necesitarán ambos. Es una afección muy tratable, pero si no se trata puede tener un grave impacto en la calidad de vida de su perro.