Si nunca has visto a una gata en celo, puede que te sorprenda la primera vez que la veas. Sólo las gatas entran en celo cuando es el momento de encontrar pareja, y los machos no tienen ningún problema en luchar contra otro macho para aparearse con ella. Sin embargo, los machos no son los únicos que se comportan de forma extraña. Las gatas en celo experimentan cambios hormonales sustanciales que pueden hacer que actúe como si se hubiera vuelto loca de repente. Este comportamiento no es para preocuparse. Las gatas en celo suelen hacer algunas cosas que se consideran normales mientras pasan por esta etapa.

¿Cómo puedo saber si mi gata está en celo?

Hay bastantes signos claros que pueden ayudarte a determinar si tu gata está en celo. Ten en cuenta que si no la has castrado, entrará en celo en algún momento de su vida. Y probablemente será más pronto que tarde. ¿Cuáles son los signos más comunes de una gata en celo?

1. Vocalización fuerte

Si su gata habla mucho y es mucho más ruidosa de repente, puede tomarlo como una clara señal de que está en celo. Es probable que su felino maúlle todo el día y toda la noche. A veces, los maullidos suenan más como un gemido o un aullido en algo que ni siquiera se parece a su voz normal. Estas vocalizaciones significan que está llamando a sus parejas y haciendo notar su presencia a los pretendientes cercanos.

2. Fricción corporal

Preste atención al lenguaje corporal de su gato y observe si no puede caminar sin frotar su cabeza o su trasero sobre cualquier cosa que esté a su alcance. Pueden ser los muebles, la pared o tú. También es posible que se revuelque en el suelo más de lo habitual. Este comportamiento la ayuda a difundir su olor por su territorio y es otra forma de atraer la atención de los machos.

LEA TAMBIÉN:
¿Pueden los gatos degustar la comida picante? Lo que hay que saber

3. Tratando de escapar

Cuando los instintos se imponen, es difícil que su felino se concentre en otra cosa que no sea encontrar un macho con el que aparearse. Por lo general, los gatos son felices holgazaneando en el interior. No se sorprenda si, durante el calor, hace varios intentos de escapar al exterior. Los gatos en celo pueden mirar fijamente por la ventana, correr hacia la puerta en cuanto la abres o buscar otras formas de escapar. Su principal prioridad durante este tiempo es encontrar una pareja por cualquier medio posible.

4. Pulverización

Las gatas pueden empezar a rociar su orina durante el celo, ya que está llena de feromonas que los machos pueden oler. Sin embargo, rociar en la casa también es un signo común de una infección del tracto urinario, por lo que si no estás seguro de que está en celo, lo mejor será que te pongas en contacto con tu veterinario.

5. Cuidado de los genitales

Los gatos son excelentes cuidadores de sí mismos. Sin embargo, puede notar que su felino se centra más en la limpieza de la zona genital que en otras partes del cuerpo. Además, los genitales pueden aparecer húmedos o hinchados.

6. Ponerse en posición

¿Alguna vez ha acariciado a su gato y se ha dado cuenta de que está acurrucado en una posición incómoda, con los codos delanteros en el suelo, las patas traseras enroscadas y la espalda en el aire? Esta es la posición de apareamiento, llamada postura de celo, para las gatas. También puede empezar a hacer "biscuits" con las patas traseras que se asemejan a una marcha. Se cree que este movimiento ayuda a su ovulación.

LEA TAMBIÉN:
Qué hacer si su gato es picado por una abeja o una avispa

7. Ansiedad

Las gatas en celo suelen tener dificultades para quedarse quietas. Se pasearán de un lado a otro o se mostrarán incómodos a lo largo del día. La mayoría de las veces, esto sucede mientras se está sentado alrededor de puertas y ventanas.

¿Cómo se puede calmar a una gata en celo?

Por desgracia, no hay mucho que puedas hacer para calmar a tu peludo en esta fase. Aparte de esterilizarla, estos signos seguirán ocurriendo a su gato. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarla a sentirse un poco más cómoda.

Aislamiento

Mantenga a su gata alejada de los machos mientras esté en celo. Si lo ve o siente su presencia, se pondrá más nerviosa. Mantenga todas las puertas, ventanas y trampillas para mascotas cerradas con llave. Puede que incluso tengas que correr las cortinas.

Dar mucho afecto

Proporcione a su gatito un contacto físico adicional mientras esté en celo. Este contacto le ayuda a mantener la calma y alivia la ansiedad que siente.

Utiliza el calor

Algunos gatos prefieren tumbarse en una almohadilla térmica o en otro lugar cálido cuando están en celo. Sin embargo, hay que tener cuidado de que la temperatura de la mochila no sea demasiado alta, ya que podría provocar quemaduras o deshidratación.

Limpiar la caja de arena

Es muy probable que su gato marque su territorio durante el celo. Haz lo posible por mantener la caja de arena lo más limpia posible para evitar las salpicaduras.

LEA TAMBIÉN:
6 remedios caseros para tratar la sarna del gato

Hierba gatera

Intente utilizar una pequeña cantidad de hierba gatera alrededor de la casa. Hierba gatera es calmante para algunos gatos. Sin embargo, otros gatos pueden no reaccionar bien a ella. Si se siente cómodo con la forma en que su gato se comporta en torno a la hierba gatera, entonces debería considerar su uso como una forma de hacer más soportable el malestar.

Reflexiones finales

La única forma real de evitar que su gata entre en celo es esterilizarla. Este procedimiento se realiza mejor cuando todavía es un gatito joven y no ha alcanzado la madurez sexual. Una vez esterilizadas, las gatas no entran en celo. Incluso si tienes un gato adulto, no es demasiado tarde para llevarlo a este procedimiento. No sólo no entrará en celo, sino que tendrá una vida más larga, ayudará a controlar el número de gatos sin hogar y le ahorrará dinero a largo plazo. En cualquier caso, es útil entender los signos de una gata en celo y cómo ayudarla a superarlos.