¿Cuánto nos gusta abrazar y acariciar a nuestros gatos? Pero, por supuesto, no a todos los gatos les gusta que los acaricien y no todos son gatos falderos. ¿Ha intentado alguna vez besar a su gato en la cabeza, sólo para recibir una palmadita? ¿A los gatos les gusta que los besen?

No hay una respuesta única a esta pregunta. Depende totalmente de la personalidad de cada gato y de la relación con el propietario. A algunos gatos parece gustarles, mientras que a otros no.

A continuación, analizamos cómo perciben los gatos nuestros besos y algunas formas de demostrarles nuestro amor que pueden gustarles. También vemos cómo los gatos nos demuestran que nos quieren a cambio.

¿A los gatos les gusta que los besen?

Los seres humanos entendemos el significado que hay detrás de los besos y cómo es una forma significativa de expresar nuestro afecto a los que amamos. Pero los gatos no tienen ni idea de lo que hacemos cuando los besamos.

En cierto modo, esto no es muy diferente de nosotros. No todo el mundo es cariñoso y disfruta recibiendo y dando besos y abrazos.

Hay varias formas en que los gatos te harán saber si son receptivos a tus besos.

¿Cómo puede saber si a su gato no le gustan los besos?

Debería ser obvio si a tu gato no le gusta que lo beses. Si su gato se aleja de usted cuando se inclina para darle un beso, es una señal de que no es el momento adecuado. Siempre es posible que su gato disfrute de un suave beso en otra ocasión, pero debe respetar la necesidad de su gato de estar solo por el momento.

Siempre es una buena idea familiarizarse con los diversos estados de ánimo de su gato. Si su gato aplana las orejas y su cola empieza a temblar, suele ser una buena idea dejar que su gato se calme antes de intentar cualquier tipo de afecto.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué los gatos tienen miedo a los pepinos? 2 razones para este comportamiento

Cuando su gato esté receptivo y acepte a su mascota, puede probar con un beso suave. Si tu gato parece estar cómodo con él, entonces eres uno de los afortunados. Sin embargo, si tu gato no parece muy emocionado, hay otras formas de colmarlo de amor.

Otras formas de mostrarle a tu gato un poco de amor

Acariciar a su gato de una forma que le resulte agradable es una buena forma de demostrarle afecto. Su mejor opción es dejar que su gato le guíe: acerque su dedo a la nariz de su gato, y éste normalmente empujará su cabeza contra sus dedos o su mano en la forma y zona que prefiere que le acaricien. Esto es más a menudo a lo largo de sus mejillas.

De este modo, no sólo le das a tu gato el control sobre cómo lo acaricias, sino que también aprenderás qué es lo que más le gusta a tu gato.

Es esencial encontrar lugares para acariciar a su gato para obtener el máximo placer. Las mejores zonas son:

  • Las mejillas, justo detrás de los bigotes. Intenta no tocar demasiado los bigotes, ya que son muy sensibles. Aquí también se encuentran las glándulas aromáticas.
  • Bajo la barbilla y alrededor del cuello. Puedes rascarte a lo largo de la mandíbula y hacia abajo y alrededor del cuello. También hay glándulas aromáticas cerca de la mandíbula.
  • Entre las orejas. Esta es otra zona con glándulas olfativas, por lo que es un lugar privilegiado.
  • Base de las orejas. Aquí hay varias glándulas olfativas.

A su gato le encanta esparcir su olor por todas partes, por lo que acariciar a su gato en estas zonas es un placer garantizado para él y, por tanto, para usted.

Sólo recuerde evitar el vientre, las patas y la cola de su gato, ya que estas zonas suelen ser tabú para la mayoría de los gatos.

LEA TAMBIÉN:
5 remedios caseros para el estreñimiento del gato

Además, demuestre a su gato su amor a través del aseo general: aliméntelo con comida nutritiva regularmente, déle golosinas, aséelo y simplemente hable e interactúe con él. El aseo, en particular, es una forma estupenda de establecer un vínculo con su gato, a menos que éste no sea un fanático.

Cómo los gatos nos demuestran su amor

Hay muchas formas en que los gatos nos demuestran que nos quieren. A veces no es obvio porque hablamos idiomas diferentes, así que es una buena idea aprender estas señales.

Cabeza de búmeran

También conocido como "head butt", el "head bunting" es cuando tu gato te da esas cariñosas palmaditas en la cabeza (u otras partes del cuerpo) con su propia cabeza. Las glándulas odoríferas están por toda la cabeza, incluida la frente, así que cuando tu gato te choca, deja su olor en ti y te dice que eres parte de su familia.

Parpadeos lentos

Si notas que tu gato te mira fijamente y parpadea lentamente, es su forma de decirte que confías en él. También puedes parpadear lentamente como forma de decirle a tu gato que tú también confías en él. Observa cómo lo hace tu gato e imítalo. Esta es también una buena manera de calmar una situación. Si tu gato está nervioso y le parpadeas lentamente, puede calmarse.

Lamidos y mordiscos de amor

Cuando tu gato empieza a lamerte, suele ser su forma de acicalarte, al igual que una madre gata acicala a sus gatitos. Habrás notado que los gatos se acicalan entre sí y a casi todos los miembros de su familia, así que por este comportamiento, considérate parte de su familia.

Abrazo

Esto es una obviedad. Cuando tu gato quiere pasar tiempo de calidad contigo y se acurruca en tu cama o en tu regazo, es evidente que te quiere. Tiene que haber un cierto nivel de amor y confianza para que un gato se acerque tanto a ti.

LEA TAMBIÉN:
¿Cómo eliminar el olor y las manchas de orina de gato de las alfombras? Lo que hay que saber

Amasar

Los gatos aprenden a amasar siendo gatitos. Utilizan esos gestos de "hacer galletas" como una forma de estimular el flujo de leche de su madre mientras están amamantando. Por eso, cuando los gatos amasan de adultos, suelen sentirse tranquilos y contentos. Cuando tu gato amasa mientras está tumbado sobre ti, es que es feliz en ese momento.

Frotando

Cuando tu gato se enrosca en tus piernas y se frota contra ti, vuelve a depositar su olor, lo que significa que te marca como miembro de su familia.

A veces también te rodea con la cola o levanta la cola como un signo de interrogación. Todas estas son acciones que demuestran que tu gato está contento y puedes tomarlas como señales de afecto.

Conclusión

Hay muchas maneras de demostrarle a tu gato que lo quieres. Puede hacerlo en su propio "lenguaje", como acariciando, ofreciendo golosinas e incluso simplemente hablando con su gato. Aprender lo que le gusta a su gato (y lo que no le gusta) es la mejor manera de crear un vínculo fuerte y de confianza.

También puedes dar besos, pero sólo si tu gato parece receptivo a ellos. Los gatos son tan individuales como nosotros en sus personalidades y preferencias.