Lamerse es un comportamiento canino instintivo que los perros utilizan para comunicarse con las personas y entre sí. Si te preguntas "¿por qué mi perro me lame la cara?", has llegado al lugar adecuado. Cuando tu perro te lame la cara, puede ser para enviarte un mensaje, para mantenerte limpio, para recabar información o simplemente por diversión.

Si tu perro te lame la cara en exceso o te molesta, hay formas de evitarlo. Descubre por qué los perros te lamen la cara y cómo puedes limitar este comportamiento.

Las 6 razones por las que los perros te lamen la cara

1. Condición

Los perros demuestran su afecto lamiendo tu cara. Cuando son cachorros, aprenden a lamer de su madre y a menudo lamen a sus compañeros de camada. De este modo, los lametones pueden reforzar los vínculos familiares. Cuando su perro le lame la cara, es posible que simplemente le esté demostrando cariño y tratando de establecer un vínculo afectivo.

Respetar

Los perros siguen un orden social dentro de una manada, y usted es el líder de la manada. Los perros pueden utilizar el lamido de cara como señal de respeto y obediencia al líder, lo que puede ocurrir cuando usted le lame la cara. Su perro sólo le está mostrando que sabe que usted es el líder.

3. Hambre

A veces los perros se lamen para decirte que tienen hambre. Los cachorros lamen los labios de su madre para estimular la regurgitación. En las manadas, los perros lamen la cara del líder para pedir comida. Si es alrededor de la hora de comer, su perro puede decirle que es hora de cenar.

LEA TAMBIÉN:
¿Puede un perro comer comida para gatos?

4. Recopilar información

Los perros exploran el mundo con los bigotes y la boca. Pueden interpretar los olores del sudor humano, así que al lamerte la cara, tu perro puede intentar averiguar si estás contento, ansioso, estresado o triste.

5. Grooming

Los perros se lamen para mantenerse limpios, y las madres lamen a sus cachorros para limpiarlos después de nacer. Su perro también puede mostrar este comportamiento, lamiéndole la cara para limpiársela.

6. Placer

A veces a tu perro le gusta lamer y quiere hacerlo contigo para sentirse cómodo y seguro. Lamer libera endorfinas placenteras y es un comportamiento de auto-recompensa, por lo que tu perro puede estar lamiéndote sólo para sentirse bien.

¿Es peligroso que los perros te laman la cara?

En niños y adultos sanos, la saliva del perro no supone un riesgo para la salud. Sin embargo, si su perro lame una herida abierta, puede mantenerla abierta y permitir que las bacterias crezcan, lo que puede provocar una infección.

Según los Centros de Control de Enfermedades, la bacteria capnocytophaga se encuentra de forma natural en la saliva de los seres humanos, los perros y los gatos. En una persona inmunodeprimida, estas bacterias pueden causar una infección. Si tiene esta infección, es importante reducir al máximo el contacto con la saliva de perros o gatos.

Si te preocupan las infecciones, no dejes que tu perro se lama heridas abiertas o cerca de la boca, ojos o nariz. Después de lamer al perro, lávate la cara o utiliza un gel o spray antibacteriano para limpiar la zona.

¿Cómo puedo dejar de lamerme la cara?

Aunque no sea perjudicial, que un perro te lama la cara no es el comportamiento favorito de todos. Si quieres que tu perro deje de hacerlo, hay algunos cambios de comportamiento que puedes implementar.

LEA TAMBIÉN:
Rutinas para el cuidado de la salud del perro

Lo más importante es darse cuenta de que es posible reforzar inconscientemente el comportamiento de lamido. Cuando tu perro te lama la cara, dale atención positiva riendo o acariciando, o atención negativa diciéndole que deje de hacerlo. Cuando esto ocurra, fomente el comportamiento.

La mejor forma de cambiar este comportamiento es redirigir el lametón a una zona más apropiada, como la mano o la muñeca. Si no le gusta nada lamer, puede fomentar diversas muestras de afecto, como jugar con su perro.

Conclusión

Aunque muchos dueños de perros disfrutan cuando su cachorro les lame la cara, algunos perros pueden excederse. Además, las personas con un sistema inmunitario debilitado pueden correr el riesgo de infección por la saliva del perro. Si quiere poner fin a este comportamiento, enseñe a su perro otra forma de expresar afecto y redirija sus intentos de lamer. Con el tiempo, puedes corregir el lamido excesivo.