Hay varias razones posibles por las que su gato ha empezado a orinarse en su cama, lo que antes consideraba uno de sus pocos espacios sagrados. Cuando un gato empieza a ir al baño fuera de la caja de arena, es hora de evaluar la situación y ver qué puede estar pasando.

Sin duda, se trata de un problema muy frustrante, pero estamos aquí para ayudarle a llegar al fondo del asunto. Hemos recopilado una lista de posibles razones por las que tu gato se hace pis en tu cama, así que vamos a verlas más de cerca:

Las 7 razones principales por las que los gatos se hacen pis en la cama:

1. Ubicación de la caja de arena

Los gatos pueden ser muy quisquillosos con la ubicación de su caja de arena. Los gatos son animales reservados por naturaleza cuando se trata de hacer pis, ¿quién puede culparles? Se trata de un comportamiento natural fruto de la vulnerabilidad ante los depredadores en la naturaleza cuando ya no hacen sus necesidades. Es posible que a su gato no le guste la ubicación actual de la caja de arena debido a la falta de intimidad o a la zona de mucho tránsito que la rodea.

Solución

Si el problema es la ubicación de la caja de arena, intenta encontrar un lugar agradable y tranquilo en algún lugar de la casa para colocar la caja de arena. Dar a su gato la intimidad que ansía puede ser todo lo que necesite para que vuelva a la caja de arena y no se quede en su cama.

Si has cambiado de sitio la caja de arena antes de que empezara la enuresis, ésta podría ser la causa. Intenta devolver la caja de arena a su ubicación original o busca un lugar más cómodo y enséñaselo a tu gato. Puede ser necesario bloquear el acceso a las habitaciones durante este tiempo para que su gato se vuelva a acostumbrar a utilizar la caja de arena.

2. Pocas cajas de arena en casa

Los hogares con más de un gato deben tener suficientes cajas higiénicas para el número de gatos que haya en la casa. A veces, los gatos se niegan a utilizar las cajas de arena compartidas, lo que hace que busquen otro lugar para hacer sus necesidades.

Solución

Se recomienda tener una caja de arena para cada gato de la casa, además de una extra. Si te quedas corto con el número de cajas higiénicas de tu casa, corre a la tienda o entra en Internet y compra el número adecuado de cajas higiénicas para el número de gatos de tu hogar. Esperemos que esto sea todo lo que tienes que hacer para que tu gato deje de orinarse en tu cama.

LEA TAMBIÉN:
¿Pueden dos gatos compartir un arenero? Todo lo que necesita saber

3. Diseño o tamaño del arenero

Si ha cambiado recientemente el estilo o el tamaño de la caja de arena que utilizaba, esto podría provocar que su gato encuentre otros lugares para ir al baño, incluida su cama. Los gatos son pequeñas criaturas quisquillosas que pueden tener preferencias muy extrañas. Cada individuo tendrá sus propias preferencias, por lo que sólo usted podrá determinar si esto supone un problema para su gato.

Hágase algunas preguntas que le ayudarán a determinar si éste puede ser el motivo del comportamiento de su gato. ¿Ha cambiado de una caja abierta a una con tapa? ¿Compraste una caja sanitaria más pequeña que la anterior? ¿Está utilizando ahora una caja de arena que tiene un punto de entrada diferente al que ella se sentía cómoda?

Solución

Si el culpable es el tamaño o el diseño de la caja de arena, se recomienda que vuelva al estilo de caja de arena que su gato utilizaba con comodidad. Asegúrate de reintroducir su caja de arena e incluso bloquear el acceso al dormitorio, si es necesario, mientras intentas corregir este comportamiento.

4. Tipo de lecho

¿Ha probado recientemente un nuevo tipo de arena para su hogar? Si es así, ésta podría ser la razón por la que su ropa de cama es el nuevo retrete para gatos. Los gatos pueden llegar a sentirse cómodos con un determinado tipo de lecho y desanimarse por completo si cambia. Si suele utilizar arena de arcilla, pero ha cambiado a algo como cristales o arena de pino (o viceversa), éste podría ser su problema.

Solución

Si ha cambiado recientemente el tipo de arena justo antes de que su cama fuera víctima de los hábitos de baño de su gato, pruebe a cambiar la arena nueva por la antigua para ver si hay alguna diferencia. Si se trata de una cuestión de comodidad, es posible que su gato se adapte fácilmente a la antigua caja de arena.

LEA TAMBIÉN:
Cómo presentar a los gatos: Qué hacer y qué no hacer

5. El arenero no está lo suficientemente limpio

¿Has seguido con la limpieza rutinaria de la caja de arena? Las camas sucias pueden hacer que los gatos se vayan a otra parte. A nuestros mimosos amiguitos felinos les gusta estar limpios y ordenados. No limitan su limpieza sólo a su aseo, también quieren que los cuartos de baño estén limpios y bonitos. Si descuidaste la caja de arena y estaba más llena de lo habitual, tu cama limpia puede haber sido demasiado acogedora.

Solución

La buena noticia sobre este posible problema es que es muy fácil de solucionar con un limpiador de camadas. Haga que su caja de arena sea más cómoda y acogedora limpiándola. Limpiar y fregar a fondo toda la caja es una buena idea para que tu gato empiece de cero con una caja de arena impecable. Asegúrese de realizar una limpieza diaria para evitar que este problema se repita.

6. Estrés/Miedo

Los gatos son muy sensibles a su entorno y cualquier cambio en su rutina diaria puede causarles mucho estrés. Cuando los gatos están estresados, su comportamiento puede cambiar drásticamente, hasta el punto de que es habitual que los propietarios se preocupen por su salud general. Si observa diferencias significativas en el comportamiento, debe ponerse en contacto con su veterinario para una evaluación adecuada. Si su gato ha empezado recientemente a orinarse en su cama después de un cambio notable en su estilo de vida o rutina, éste podría ser el culpable.

Además del estrés del cambio, el miedo también puede provocar este comportamiento. ¿Hay nuevas personas o animales en el hogar? ¿Hay alguien entrando y saliendo de la casa? El miedo es una emoción poderosa que puede hacer que su gato se esconda en lugares extraños y utilice el baño fuera de la caja de arena.

Solución

Intente pensar qué tipo de factores estresantes pueden estar afectando a su gato o causándole miedo. Incluso los cambios más pequeños en la rutina pueden hacer que su gato experimente estrés y ansiedad.

LEA TAMBIÉN:
Cómo calmar a un gato para su aseo: 6 consejos y trucos

Si es consciente de que se avecina un cambio drástico en el estilo de vida o en la rutina, intente anticiparse al problema colaborando con su veterinario para ayudar a reducir la carga de estrés de su gato. Algunos gatos son más susceptibles a este tipo de problemas de comportamiento que otros. Consulte siempre a su veterinario para descartar cualquier problema de salud subyacente.

7. Problemas de salud

Los problemas de salud subyacentes pueden provocar cambios drásticos en los hábitos miccionales de su gato. Es posible que su gato padezca una enfermedad que le dificulte desplazarse hasta la caja de arena o que le duela demasiado entrar y salir de ella.

Problemas médicos como infección del tracto urinario, cistitis intersticial felina, cálculos en la vejiga y cálculos renales son causas potenciales. Incluso afecciones médicas no relacionadas con los riñones y la vejiga pueden provocar cambios en los hábitos de baño.

Solución

Si su gato se orina de repente en su cama, siempre existe la posibilidad de que se deba a una enfermedad subyacente. Debe ponerse en contacto con su veterinario inmediatamente para que su gato pueda ser evaluado y diagnosticado adecuadamente.

Conclusión

Que tu gato empiece de repente a orinarse en tu cama es una pesadilla frustrante. Debe ponerse en contacto con su veterinario si observa este comportamiento para poder descartar primero cualquier afección médica subyacente que pudiera estar causándolo. Una vez descartados los problemas de salud como causa, se puede empezar a evaluar más a fondo la situación para tratar de determinar la causa exacta de este comportamiento indeseado y muy desordenado. Una vez identificado el problema, puede trabajar para encontrar una solución.