Es posible que hayas oído que el pan y otros productos ricos en carbohidratos son malos para los patos, especialmente en grandes cantidades. ¿Pero qué pasa con las zanahorias? En resumen, la respuesta es sí, los patos pueden comer zanahorias. En este artículo, repasaremos algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de dar zanahorias u otros alimentos a tus patos.

¿Tienen las zanahorias algún beneficio nutricional para los patos?

Empecemos por el principio: ¿son realmente buenas las zanahorias para los patos?

Al igual que los humanos, los patos necesitan comer una cierta cantidad de carbohidratos para obtener energía. Al igual que los humanos, los patos necesitan mantenerse hidratados. Dado que las zanahorias están compuestas principalmente por agua y carbohidratos, son un gran tentempié que puede ayudar a los patos a satisfacer sus necesidades nutricionales.

Si cría patos por sus huevos, las vitaminas y minerales de las zanahorias también pueden contribuir a la obtención de huevos nutritivos.

¿Con qué frecuencia se debe alimentar a un pato con zanahorias?

Aunque las zanahorias ofrecen beneficios nutricionales a los patos, pueden tener demasiado de algo bueno. Las zanahorias no aportan todos los nutrientes que necesitan los patos y sólo deben constituir alrededor de 5-10% de su dieta total. En otras palabras, las zanahorias deben ser consideradas como golosinas, no como algo que los patos deban comer todos los días.

Si crias patos, asegúrate de que les das una dieta variada que satisfaga sus necesidades nutricionales. La mejor manera de asegurarse de que sus patos reciben una dieta adecuada es alimentarlos con piensos comerciales para patos. Las golosinas, como las zanahorias, sólo deben ofrecerse después de que los patos hayan comido el pienso habitual. Piensa en ello como su postre.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué los pájaros se bañan en polvo? El comportamiento de las aves, explicado

Cómo alimentar a los patos con zanahorias

Tanto si crías tus propios patos como si te gusta darles de comer en tu parque local, es importante que conozcas los fundamentos de cómo alimentarlos. Tenga en cuenta algunos de los siguientes consejos.

El consejo número uno para alimentar a los patos es asegurarse de no sobrealimentarlos. Los patos del parque pueden recibir varias visitas al día, y aunque darles comida puede ser una forma divertida de interactuar con ellos, podría suponer un problema para los patos. Esto es especialmente cierto en el caso de alimentos como el pan, pero se aplica a todos los alimentos que deben considerarse golosinas, incluidas las zanahorias. Al igual que con otros animales, la sobrealimentación puede causar problemas de salud en los patos. Si ves que otros alimentan a tus amigos pájaros, abstente de darles esa zanahoria para que se mantengan sanos.

Otra cosa buena que hay que saber es que los patos no mastican su comida. Debes asegurarte de darles trozos del tamaño de un bocado de todo lo que les des, incluidas las zanahorias, para que no se atraganten. Las zanahorias ralladas o cocidas serán aún más fáciles de comer para los patos, pero evite las zanahorias enlatadas, ya que pueden contener mucho sodio y azúcares añadidos que no son buenos para sus patos.

Por último, considere la posibilidad de alimentar a sus patos con las sobras que usted no come (pero investigue sobre los alimentos que debe evitar, que se comentan a continuación). Es posible que no se tienda a comer las puntas de las zanahorias, pero son ricas en vitaminas K, A, B6 y C. Los patos necesitan la vitamina K para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos, pero ésta sólo se encuentra en las hojas verdes, no en la propia raíz, de la zanahoria.

LEA TAMBIÉN:
Por qué el pan es malo para los patos y qué darles de comer en su lugar

Alimentos que debe evitar dar a los patos

Si bien es cierto que una dieta variada es saludable para los patos, hay algunos alimentos que no deben comer necesariamente. Debe evitar dar los siguientes alimentos a sus patos.

  • Frutas cítricas como el pomelo y la naranja: Pueden provocar el reflujo ácido de los patos y darles dolor de estómago. También pueden dificultar la absorción del calcio, lo que podría dar lugar a cáscaras de huevo delgadas.
  • Mango: El mango puede provocar una reacción alérgica en algunos patos, así que para estar seguros, evítalo.
  • Aguacate, patatas blancas, patatas verdes, berenjena y hojas de pimiento: Estos alimentos contienen toxinas que no son perjudiciales para los humanos, pero pueden ser venenosas para los patos.
  • Frutas que contienen huesos o semillas, como las cerezas y las manzanas: Estas frutas contienen pequeñas cantidades de cianuro. Si se eliminan los huesos o las semillas, estos frutos pueden ser consumidos sin problemas por los patos.
  • Nueces y semillas enteras grandes: Las proteínas desempeñan un papel importante en la dieta de los patos, pero ciertos alimentos, como los frutos secos grandes, pueden ser difíciles de comer. Para evitar que se atraganten, tritúrelos primero antes de dárselos a sus patos.
  • Pan blanco, patatas fritas, galletas, cereales u otros productos similares al pan con alto contenido en carbohidratos (especialmente alimentos con azúcar y grasa añadidos): Como se ha comentado al principio de este artículo, alimentar a los patos con demasiado pan u otros alimentos ricos en carbohidratos puede ser perjudicial. No sólo pueden provocar un aumento de peso, sino que estos alimentos tienen muy poco valor nutricional y pueden acabar provocando desnutrición en los patos. La pasta cocida con trigo integral y otros cereales integrales son buenas alternativas, pero deben darse con moderación.
LEA TAMBIÉN:
¿Pueden comer arroz los pollos? Consejos dietéticos y sanitarios

En conclusión

Las zanahorias son una golosina nutritiva que puede contribuir a una dieta equilibrada para sus patos si se comen con moderación. Los patos pueden comer la zanahoria entera -tanto las hojas como la raíz-, pero tenga en cuenta que debe afeitar, cortar o cocinar la zanahoria antes de dársela a sus patos para minimizar el riesgo de asfixia. Y no te limites a las zanahorias; hay muchas frutas, verduras, cereales y proteínas saludables que a tus patos les encantará comer.