Como propietario de un perro, usted sabe que lo más importante para la salud de su cachorro es una nutrición adecuada. Navegar por los distintos tipos de comida para perros puede ser confuso. Quieres asegurarte de que reciben lo que necesitan, pero no quieres atiborrar a tu perro porque sabes que esto puede acarrear problemas de salud a largo plazo.

Aunque siempre debe consultar a su veterinario sobre las mejores opciones alimentarias para maximizar la salud de su perro, hemos elaborado una sencilla lista para ayudarle a comprender mejor los factores que intervienen en la nutrición canina. Siga leyendo para saber más.

Las 7 reglas de oro para alimentar a su perro

1. Alimento de calidad.

Lo más importante que puede hacer para que su perro tenga una dieta sana es darle alimentos de calidad. Esto puede resultar difícil, ya que hay muchos alimentos para perros que afirman estar elaborados con ingredientes de alta calidad. Además, las condiciones de salud específicas de su perro pueden influir en el equilibrio de nutrientes que necesita. Para un perro sano y sin dolencias conocidas, hay algunas cosas que debe buscar en un pienso de calidad.

En primer lugar, el ingrediente principal del alimento debe ser un tipo de carne, como pollo, ternera, cordero u otro. Los perros son omnívoros, por lo que también necesitan otras fuentes de nutrientes. Sin embargo, los alimentos que tienen un grano como ingrediente principal, como el maíz, no aportan el equilibrio adecuado de proteínas. Además, los alimentos ricos en cereales pueden contener demasiados hidratos de carbono. Cualquier exceso de carbohidratos se convierte en azúcar y se almacena en forma de grasa, lo que puede provocar un aumento de peso. El exceso de proteínas no se almacena, sino que se elimina a través de la orina del perro.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué me ladra mi perro? 4 posibles razones de este comportamiento

A continuación, el contenido de grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales debe estar correctamente equilibrado. En general, las proteínas deben constituir alrededor del 30% del contenido en nutrientes. La grasa debe ser al menos del 18%. El resto debe proceder de los hidratos de carbono. Los alimentos también deben contener ácidos grasos omega-3, vitaminas y fibra.

Por último, los alimentos de alta calidad no contendrán colorantes ni tintes alimentarios.

2. Mantenga un horario regular de alimentación.

Su perro debe tener un horario de alimentación regular. Muchos propietarios optan por alimentar a sus perros dos veces al día. Esto funciona bien porque evita que su perro tenga demasiada hambre y coma en exceso durante las comidas.

Un horario de alimentación regular puede incluir espacio para golosinas, pero tenga cuidado de no dar a sus perros demasiadas golosinas. También debes limitar la alimentación con restos de comida. Si sigue un horario y limita los premios, le resultará más fácil controlar cuánto come su perro.

3. Dale la cantidad de comida adecuada al tamaño de tu perro.

Esto puede parecer obvio, pero es importante tener en cuenta que no todos los perros son iguales. Un Rottweiler necesita comer más cada día que un Doggie. La cantidad adecuada de comida para su perro puede variar desde ½ taza para perros pequeños hasta 4 tazas para perros de más de 45 kilos. Esto es sólo una orientación general y también debe tener en cuenta otros factores como el nivel de actividad y la edad.

4. Dale la cantidad de comida adecuada al nivel de actividad de tu perro.

Algunos perros no se quedan quietos todo el día. Otros se contentan con un breve paseo y una siesta en el sofá. Si su perro es de los que les gusta hacer ejercicio, necesitará comer más que un perro sedentario del mismo tamaño.

LEA TAMBIÉN:
Cómo calmar a su perro durante los fuegos artificiales: 13 consejos que funcionan

Como propietario de un perro, siempre debe vigilar el comportamiento de su mascota y estar atento a cualquier cambio. Si su perro parece hambriento a la hora de comer y pide constantemente, es posible que no esté recibiendo suficiente comida. Si su cachorro, normalmente activo, se muestra aletargado de repente, es posible que exista un problema de salud subyacente. Si su perro está engordando, es posible que lo esté alimentando en exceso o que no le esté dando suficientes oportunidades de hacer ejercicio. Si presta atención a estos cambios en su perro, podrá asegurarse de ajustar correctamente su nivel de alimentación con la orientación de su veterinario.

5. Alimente a su perro con la comida adecuada para su etapa de la vida.

La etapa de la vida de su perro desempeñará un papel fundamental en su dieta. Existen alimentos especialmente formulados para distintos niveles de edad. El equilibrio nutricional y la cantidad de comida que necesita su perro cambiarán a lo largo de su vida.

Los cachorros necesitan comer alimentos especiales para crecer. Se recomienda alimentar a los cachorros con una fórmula de crecimiento hasta que alcancen aproximadamente el 90% de su tamaño. La edad a la que esto ocurre puede oscilar entre los 12 y los 18 meses, dependiendo del tamaño y la raza del perro.

Después de eso, su perro debe ser alimentado con comida para perros con fórmula para adultos. También existen fórmulas senior para perros mayores. La elección de la fórmula más adecuada depende de los factores antes mencionados, así como de la recomendación de su veterinario.

6. Aliméntelos con comida que coman.

Igual que los humanos pueden ser quisquillosos con la comida, los perros también. Algunos perros engullen cualquier cosa sin problema. Otros sólo comen determinados alimentos o tipos de alimentos. Si observa que a su perro le gusta el pollo como ingrediente principal, pero se estremece ante un alimento a base de ternera, déle el alimento que prefiera.

LEA TAMBIÉN:
Cómo tomar la temperatura de su perro

Siempre que no haya problemas de salud que tener en cuenta, ambos alimento húmedoy el seco pueden ser opciones nutritivas. A algunos perros les gustan las dos cosas, así que puedes darles comida húmeda por la mañana y seca por la noche, o cualquier combinación que os vaya bien a ti y a tu perro.

7. Consulte siempre a su veterinario si observa algún cambio.

Son muchos los problemas de alimentación que puede encontrar con su perro. Si su perro suele tener buen apetito y de repente pierde interés por la comida, podría ser un signo de enfermedad o infección. Lo mismo ocurre si de repente su perro parece estar hambriento todo el tiempo. El rascado excesivo, la caída del pelo u otros signos físicos pueden ser una señal de que algo en la comida de su perro le está provocando una reacción. Debe estar atento a cualquiera de estos cambios de comportamiento y llamar siempre a su veterinario si observa algo que parece ir mal.

Conclusión

La nutrición desempeña un papel vital en la salud y la felicidad de su perro. Estas reglas de oro pretenden ayudarle a comprender los factores que intervienen en el cuidado y la alimentación adecuados de su perro. Nada puede sustituir hablar con tu veterinario. Sin embargo, comprender estas normas puede ayudarle a formular las preguntas adecuadas cuando se reúna con su veterinario para saber cuál es la mejor forma de alimentar a su perro.