Tu perro es tu mejor amigo y quieres que viva el mayor tiempo posible. Eso significa cuidar al máximo de su salud.

Desgraciadamente, no es tarea fácil; al fin y al cabo, hay mucha información sobre lo que se debe y no se debe hacer para mantener sanas a las mascotas.

Teniendo esto en cuenta, hemos reunido los mejores consejos sobre salud canina para que puedas hacer todo lo necesario para que tu cachorro siga a tu lado durante muchos años.

Consejos de salud para perros

Quizá lo más importante que puede hacer por su perro es alimentarlo con una dieta sana y nutritiva. La dieta ideal puede variar de una raza a otra, así que pide orientación a tu veterinario, pero en general es difícil equivocarse con una opción rica en proteínas.

También es importante utilizar ingredientes de la mejor calidad. Esto significa utilizar alimentos frescos y limpios, por lo que hay que evitar los rellenos baratos como el maíz, el trigo, la soja y los subproductos animales misteriosos.

Los 19 mejores consejos de rutina saludable para perros

1. No dejes que adquieran sobrepeso

La obesidad es un grave problema de salud para los perros. Puede provocar todo tipo de trastornos médicos y también reduce la calidad de vida de su cachorro. Se cree que el sobrepeso puede restar muchos años de vida al perro, por lo que es muy importante mantenerlo delgado y cuidado.

Además, ésta es una de las pocas cosas que 100% está bajo su control. Depende totalmente de ti cuánto pesa tu perro y, aunque no quieres que se muera de hambre, incluso unos kilos de más pueden tener un grave impacto en su salud general (especialmente en el caso de las razas más pequeñas).

La cantidad exacta de calorías que necesita un animal para mantener un peso saludable es variable y depende de muchos factores, como la genética, la edad, la raza y el nivel de actividad. Esta herramienta debe utilizarse únicamente como guía para individuos sanos y no sustituye al asesoramiento veterinario.

2. Adaptar su dieta a su edad

Resulta que no basta con controlar estrictamente las raciones, sino que también debes dar a tu perro distintas cantidades de comida en distintos momentos de su vida.

Los cachorros necesitan muchas más calorías que los perros adultos, por lo que deben hacer comidas más pequeñas y más frecuentes, hasta cuatro veces al día. Una vez que se hacen adultos, puede reducirse a dos comidas al día. Los perros senior suelen necesitar dietas específicas para mantener su salud, aunque suelen dividirse en sólo dos comidas al día.

3. Hacer mucho ejercicio

El ejercicio es la otra cara de la moneda de la dieta. Además de alimentarlo con comida sana, debe mantenerlo activo. Esto no sólo le evitará la obesidad, sino que le mantendrá feliz y le ayudará a desarrollar la musculatura magra que necesita para mantenerse sano en sus años dorados.

La cantidad y el tipo de ejercicio que necesita su perro dependerán de su edad y raza, pero al menos una hora diaria de actividad moderada debería ser una buena idea.

4. No te saltes la visita al veterinario

Las revisiones periódicas son muy importantes para mantener sano a su perro. No debes saltártelas, aunque creas que tu perro no necesita una visita al veterinario en ese momento concreto.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué mi perro ladra a la pared? 4 razones principales

Su veterinario no sólo aprovechará estas oportunidades para mantener a su perro al día con todas las vacunas, sino que también podrá hacerle un examen exhaustivo. Si a tu cachorro le pasa algo, descubrirlo cuanto antes le dará las mayores posibilidades de un pronóstico positivo.

5. Contratar un seguro para mascotas

Es más fácil llevar a tu perro al veterinario cuando es necesario si sabes que recuperarás muchos de los gastos que conlleva. El seguro para mascotas te permite hacerlo y, además, puede ahorrarte muchas operaciones costosas que podrían salvar vidas.

Muchas compañías de seguros de animales animan a los propietarios a llevar a sus mascotas a revisiones periódicas, y pueden reembolsar a los 100% asegurados estos gastos. Es una forma estupenda y barata de estar al tanto de la salud de tu perro.

6. Cepillarse los dientes

La enfermedad periodontal es la enfermedad más común que afecta a los perros y puede tener enormes ramificaciones para su salud general. La enfermedad periodontal no sólo puede destruir la boca de su perro, provocando daños o la pérdida de dientes, sino que las bacterias también pueden propagarse a otras partes de su cuerpo, causando enfermedades potencialmente mortales.

La buena noticia es que la enfermedad periodontal es fácil de mantener a raya. Lo único que hay que hacer es cepillar los dientes del perro con regularidad, al menos un par de veces por semana. Puede ser una molestia, pero merece la pena si añade años a su vida.

7. Protegerlos de las plagas

Las pulgas y garrapatas no sólo son incómodas para su cachorro, sino que también pueden transmitirle enfermedades graves. Afortunadamente, es bastante fácil detenerlas en seco, ya que hoy en día hay una gran variedad de tratamientos eficaces en el mercado, incluyendo opciones orales, tópicas y wearables.

Sin embargo, asegúrese de investigar primero, ya que no todos protegen contra los mismos insectos. Tendrás que saber qué plagas están activas en tu zona y luego encontrar un tratamiento que proteja a tu perro contra todas ellas.

8. Saber dónde están en todo momento

Aunque pueda resultar tentador dejar que su perro camine a sus anchas, esto puede ser muy peligroso para su salud. Las mascotas a las que se deja correr al aire libre sin supervisión tienen una vida mucho más corta que las que se mantienen dentro de casa o detrás de vallas seguras.

Los coches son la principal causa de muerte de los animales de compañía. No sólo tienen que preocuparse por el tráfico, ya que los depredadores, las plagas, los venenos y demás pueden acabar con ellos en un abrir y cerrar de ojos. Si quieres que tu perro viva el mayor tiempo posible, no dejes que salga de tu jardín.

9. Enséñale buenos modales

El adiestramiento regular y la socialización son esenciales para la salud del perro (y para su reputación). Un perro bien adiestrado y seguro de sí mismo tiene menos probabilidades de meterse en peleas y también será menos propenso a meterse con extraños, lo que podría ponerlo en la lista de los más buscados por el control de animales.

Un perro bien educado puede pasar más tiempo rodeado de gente, y esto será bueno para su salud mental. Además, todo ese tiempo de adiestramiento les da la oportunidad de hacer su cosa favorita en el mundo: Estrechar lazos contigo.

10. Acostúmbrales a que les toquen mientras son pequeños

Cuando tu perro sea cachorro, asegúrate de tocarle las patas, la nariz, las orejas y la boca mientras juegas con él. Disfrutarán de la atención y nunca se darán cuenta de que lo que en realidad estás haciendo es que se acostumbren a que la gente les pinche en todas esas zonas.

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué los perros tienen miedo a los fuegos artificiales? 3 razones que pueden causar ansiedad

Esto podría ser útil cuando llegue el momento de llevarlos al veterinario, ya que será menos probable que reaccionen mal a un examen invasivo. De este modo, el veterinario podría descubrir problemas que de otro modo habrían pasado desapercibidos y que podrían salvarle la vida.

11. Asegure su casa contra los cachorros

Muchos perros pueden enfermar o incluso morir por ingerir cosas en casa, así que asegúrese de tener todos los materiales potencialmente peligrosos al alcance de sus patas. Esto incluye pesticidas, detergentes e incluso alimentos tóxicos como uvas o pasas. También deberías comprar papeleras con cerradura, ya que a muchos perros les encanta zambullirse en los contenedores en busca de un tentempié.

Quizá le convenga invertir en una puerta para bebés u otros muebles que mantengan a su perro alejado de las escaleras o de las habitaciones a las que no pertenece. Esto podría salvar a tu adorable cachorro de un aparatoso accidente, que podría acarrear una costosa factura del veterinario.

12. Cree un espacio seguro para su perro.

El 4 de julio y Nochevieja son los dos días en que más perros desaparecen, y hay una sencilla razón para ello: los fuegos artificiales. Los perros tienden a correr y esconderse cuando están estresados y asustados, y si no tienen un lugar seguro al que ir, es posible que salgan corriendo por la puerta principal en busca de uno.

Por eso es tan importante crear un rincón acogedor para tu perro, preferiblemente dentro de una jaula para perros. Si les proporcionas un espacio seguro que les permita tranquilizarse, correrán allí cuando se asusten en lugar de a la calle.

13. Construye un kit de emergencia para perros

Nunca se sabe cuándo puede ocurrir una catástrofe, así que prepárate para cuidar de tu perro en caso de emergencia. Un kit de emergencia para perros te ayudará a hacer precisamente eso, así que deberías preparar uno (y guardarlo en un lugar seguro) mucho antes de necesitarlo.

En el interior, debes incluir una copia de tus vacunas e identificación, listas de los medicamentos que tomas y material importante de primeros auxilios, como gasas y antisépticos. También puedes incluir agua embotellada y una bolsa de comida seca. La idea es tener algo que te permita cuidar de tu perro durante unos días (también deberías tener uno para ti).

14. Limpia sus juguetes y platos con regularidad

Las babas del perro son un caldo de cultivo para hongos y bacterias. Debes lavar regularmente los juguetes y los cuencos de comida y agua de tu perro para asegurarte de que los gérmenes no se descontrolan.

Esto también puede ayudar a reducir las alergias, especialmente si estos artículos se dejan en el exterior, donde el polen, los insectos y el sol pueden entrar en contacto con ellos.

15. Reservar un tiempo regular para el aseo

Muchos propietarios consideran el aseo como una actividad opcional, pero en realidad es importante para el bienestar general de su perro. La mayoría de las razas no necesitan bañarse más de un par de veces al año, pero sí peinarse, cortarse las uñas y limpiarse las orejas.

Aunque el aseo frecuente mejorará el aspecto de su perro (y de su casa), no se trata sólo de una cuestión estética. También es una gran oportunidad para estrechar lazos con su perro y puede aprovechar este momento para comprobar si tiene parásitos, bultos sospechosos u otros posibles problemas de salud que justifiquen una investigación más a fondo.

LEA TAMBIÉN:
¿Pueden los perros comer cítricos? Lo que hay que saber

16. Prestar atención al tiempo

Pocas razas son adecuadas para permanecer al aire libre todo el año, sobre todo si vive en una zona propensa a climas extremos. Debes dedicar tiempo a preparar a tu perro para cualquier cambio grave en el tiempo, y también es posible que quieras limitar su tiempo al aire libre.

En invierno, tu perro puede necesitar un jersey o unas botas antes de salir al exterior. En verano, el sobrecalentamiento es un problema grave, así que asegúrese de que bebe mucha agua y no lo deje demasiado tiempo al aire libre bajo un calor sofocante. Esto es algo que tendrás que tocar de oído, pero recuerda: si tú estás incómodo, probablemente ellos se sientan igual.

17. Asegúrate de que llevan microchip

A pesar de sus esfuerzos, siempre existe la posibilidad de que un día su perro se pierda. La mejor manera de aumentar sus posibilidades de reunirse con él es asegurarse de que su perro lleva un microchip. Es barato y eficaz, y no pone en peligro sus datos personales.

Por supuesto, debe asegurarse de que lleva placas con sus datos y puede que también quiera invertir en un dispositivo de localización GPS. Pero incluso con todo lo dicho, el microchip sigue siendo la forma más eficaz de traer a casa sano y salvo a un perro perdido.

18. Nunca les sueltes la correa

A muchos dueños les encanta soltar a sus perros para que puedan estirar las piernas y correr. La mayoría de esos mismos dueños sobrestiman enormemente su capacidad para traer de vuelta a sus perros.

Un perro sin correa tiene más probabilidades de hacerse daño o morir en un accidente y también de herir a otra persona. Además, que tu perro sea amistoso no significa que el perro de los demás lo sea, así que lleva a tu perro con correa hasta que vayas a una zona segura, como un patio privado, o vuelvas a casa.

19. Pasar tiempo con ellos

Probablemente, lo más importante que puede hacer para mejorar la salud general de su perro es también lo más divertido y gratificante: pasar el mayor tiempo posible con él. Tu perro te tiene en gran estima, y cualquier momento que pase en tu presencia será muy gratificante para él.

Entendemos que la vida da muchas vueltas: tienes que trabajar, hay un nuevo bebé en casa, etc. Sin embargo, si no tienes tiempo suficiente para establecer un vínculo afectivo con tu perro de forma regular, quizá deberías replantearte si estás preparado para tener un perro.

Mantenga a su perro sano y feliz

Aunque no tenemos una fórmula secreta que haga inmortal a su perro, los consejos de esta lista deberían ayudarle a maximizar el tiempo que puede pasar con su cachorro. Todas estas ideas son formas estupendas de cuidar del bienestar de tu perro mientras pasas tiempo de calidad con él.

No podemos prometer que tu perro no siga teniendo problemas de salud, pero al menos puedes estar tranquilo sabiendo que has hecho todo lo que podías hacer por él.