Si has notado que tu perro se vuelve pegajoso y atento contigo cuando tienes miedo, no te lo estás imaginando. Es el mismo "sexto sentido" que hace que los perros se comporten de forma diferente con las personas que les tienen miedo. Sabemos que los perros tienen un increíble sentido del olfato, pero ¿pueden sentir el miedo?

La respuesta corta es síHay pruebas científicas de que los perros pueden oler el miedo. Siga leyendo para saber cómo funciona.

¿Los perros pueden oler el miedo? Lo que dice la ciencia

De hecho, hay pruebas científicas de que los perros pueden oler el miedo. Los perros tienen superpoderes olfativos que les dan la capacidad de detectar los estados emocionales humanos a través de su olor. No se puede ocultar el miedo a los perros, y ellos saben si estás fingiendo.

Un estudio de 2017 titulado "Transmisión entre especies de información emocional a través de quimoseñales: de los humanos a los perros" demostró que los perros pueden oler las emociones humanas y responder en consecuencia.

Cuando un humano se siente asustado, emite humedad de sus glándulas sudoríparas. El sudor contiene una serie de sustancias químicas diferentes que los perros pueden oler.

¿Qué emociones pueden oler los perros?

Los perros responden de forma diferente a los humanos en distintos estados emocionales, principalmente el miedo y la felicidad. Los perros expuestos a "olores felices" tienen una frecuencia cardíaca más baja y un mayor nivel de interacción.

Cuando los perros se exponen a un humano temeroso, muestran comportamientos de estrés, como el aumento de la frecuencia cardíaca y respuestas de congelación. También buscan más la tranquilidad de sus dueños que los perros expuestos a olores alegres.

LEA TAMBIÉN:
17 preguntas importantes que debe hacer a un criador de perros (Guía 2023)

Los investigadores creen que los estados emocionales que emitimos a nuestros perros se comunican directamente entre especies. Así que, si tenemos miedo, nuestros perros también se asustan.

¿Cómo de fuerte es la nariz de un perro?

Los perros tienen hasta 300 millones de receptores olfativos en la nariz, frente a los 6 millones que tiene la nariz humana. Además, la parte del cerebro del perro dedicada al olfato es 40 veces mayor que la nuestra.

Los perros pueden oler sustancias con una concentración de una parte por trillón, el equivalente a una gota de líquido en una piscina olímpica. Con el adiestramiento adecuado, los perros son capaces de olfatear bombas y drogas, rastrear personas desaparecidas, encontrar cadáveres e incluso detectar enfermedades. El cáncer, la diabetes, la tuberculosis y la malaria pueden ser detectados por los perros, incluso sin que los humanos muestren síntomas.

Cómo los sentidos de tu perro pueden ayudarte a gestionar tus emociones

Los perros son fantásticos para ayudarnos a reconocer nuestros estados emocionales. La ansiedad crónica, por ejemplo, puede llevar a caminar en un estado constante de "lucha o huida". Esto crea un sistema nervioso sobreactivado, un aumento del ritmo cardíaco y respiratorio y un estado general de estrés en el cuerpo.

El hecho de que los perros estén tan en sintonía con esto puede ser útil para reconocer el inicio de estados emocionales fuertes y darnos indicaciones para trabajar con nuestros sentimientos. Esta concienciación también puede ayudar a nuestros perros. Dado que se alimentan de nuestras emociones, cambiar nuestra mentalidad durante situaciones intensas (como las visitas al veterinario) puede ayudar a nuestros perros a sentirse más relajados.

LEA TAMBIÉN:
¿Puede un perro comer comida para gatos?

Es importante que tanto los humanos como los perros mantengan su salud mental, y ambos pueden estar más conectados de lo que creemos.